En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Sectores opositores hondureños valoran positivamente la misión de la OEA para luchar contra la corrupción pero insisten en que "es necesario un ente de investigación independiente", dijo el martes a Sputnik Nóvosti una fuente del movimiento Oposición Indignada.

    "La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) se presenta como un organismo de asesoría; nosotros queremos un ente que investigue la corrupción al más alto nivel y que sus recomendaciones sean vinculantes", explicó Ariel Varela, miembro de este movimiento ciudadano que el martes culminó una gira de 8 días por EEUU, país al que acudieron para conseguir apoyo internacional.

    Si la OEA lograra incluir esa característica, continuó Varela, "estaríamos a las puertas de una transformación de la sociedad hondureña".

    El 28 de agosto, la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció la creación de la MACCIH como respuesta al pedido formulado por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para intentar aplacar las masivas protestas que comenzaron en mayo a raíz de que saliera a la luz el desfalco de 350 millones de dólares del Instituto Hondureño de la Seguridad Social, en el que está involucrado el gobernante Partido Nacional (conservador).

    Pero la Oposición Indignada considera que con la propuesta de la OEA el presidente de la República (de Honduras) trata de construir un "escudo de impunidad".

    El objetivo de esta misión, según indicó la OEA, es luchar contra la corrupción y la impunidad y dar acompañamiento y asesoramiento para reformar el sistema de justicia del país centroamericano.

    "No queremos atacar a la OEA, sino enriquecer su propuesta. Queremos que los corruptos paguen, por eso sería bueno incorporar un ente independiente de investigación", aclaró el activista.

    La caída del gobierno

    El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha rechazado desde el principio esa posibilidad.

    "El temor de instalar esa comisión se debe a que sus resultados podrían significar la caída del Gobierno", señaló Varela a esta agencia.

    Ante la negativa del presidente, el movimiento ciudadano centra ahora sus esfuerzos en lograr que la OEA incluya en su misión un ente "capaz de investigar los casos de corrupción".

    Tras casi medio año de protestas en Honduras en las que miles de manifestantes salieron a la calle para pedir el fin de la corrupción y la impunidad, Oposición Indignada consideró viajar a Miami, Washington y New York para "conseguir alianzas estratégicas y relaciones de confianza" y transmitir su preocupación por lo que ocurre en el país centroamericano.

    Así, en la última semana mantuvieron reuniones con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, con el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez, con el congresista demócrata James McGovern y organizaciones de derechos humanos.

    En ese viaje a EEUU, Oposición Indignada también pudo averiguar que las Naciones Unidas propusieron al Gobierno de Honduras crear una agenda de diálogo incluyendo los puntos de vista de los diferentes sectores de la sociedad, pero el presidente, aseguró Varela, la rechazó y decidió aceptar la propuesta de la OEA.

    Además:

    Honduras convoca nuevas movilizaciones contra la corrupción
    Control de hospitales en Honduras no resuelve la corrupción, según expertos
    Polémica por el plan de ONU de crear comisión anticorrupción en Honduras
    Indignados de Honduras repudian al Congreso por no habilitar mecanismo contra impunidad
    Etiquetas:
    corrupción, Oposición Indignada, MACCIH, Organización de Estados Americanos (OEA), Honduras
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook