En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    Los medios de comunicación occidentales presentan la información de manera sesgada y maniquea con el fin de demonizar a Rusia, denuncia el periodista alemán Mathias Bröckers, autor de un reciente libro sobre el tema, en una entrevista a Sputnik Nóvosti.

    "Los medios buscan convertir a Rusia en la nueva fuente del Mal, por eso para ellos en Rusia todo siempre va mal, mientras que Europa resplandece de diversidad y libertad de expresión", afirma.

    Aunque, ironiza, "cuando cientos de refugiados pierden la vida en el Mediterráneo, los llamados 'periódicos de calidad' publican al día siguiente en portada la dimisión de un entrenador de fútbol millonario", en referencia a la dimisión del entrenador del Borussia de Dortmund, Jürgen Klopp.

    "Cuando en Rusia un periodista crítico muere asesinado, el hecho se convierte en una de las principales noticias durante días", mientras que "cuando ocurre una serie de asesinatos como la reciente en Ucrania apenas se le dedica una nota breve, porque en Kiev se sientan 'los buenos', y por ese motivo todos cierran los ojos en materia de libertad de prensa y democracia".

    Bröckers publicó recientemente junto con Paul Schreyer Wir sind die Guten (Westend, 2014), un libro sobre la manipulación informativa en los medios de comunicación europeos.

    Los autores decidieron escribir el libro porque la "cobertura informativa, en nuestra opinión, era parcial: todos los sucesos negativos en Ucrania se imputaban a Rusia y al presidente (Vladímir) Putin".

    "Que también Occidente tiene intereses comerciales y políticos, que el Acuerdo de Asociación oriental con la Unión Europea precede a la integración militar en la OTAN, todo eso desapareció casi por completo de la cobertura informativa", explica.

    Por ese motivo, según Bröckers, "nos pareció importante revelar las estrategias geopolíticas de Estados Unidos en este libro y mostrar claramente que éstas no son idénticas a los intereses de Alemania y Europa, y que es necesario evitar el conflicto militar en Europa".

    El veterano periodista explicó a esta agencia que los medios "han ignorado el libro o, como el Frankfurter Allgemeine Zeitung o Die Welt, lo han destrozado con argumentos pobres".

    A pesar de todo, continúa, el libro "ha sido un gran éxito, y desde hace 30 semanas se encuentra entre la lista de los más vendidos del (semanario) Der Spiegel".

    Para Bröckers la respuesta de los lectores ha sido "muy positiva": "en Amazon hay 140 reseñas y comentarios publicados, más de 120 lo califican de 'muy bueno' o 'bueno', y en los correos que recibo directamente de los lectores muchos me dan las gracias por haber ampliado sus horizontes".

    Preguntado por esta agencia por el motivo que ha conducido a esta situación, Bröckers explica que "en Alemania y en otros países europeos se ha producido en los últimos años una fuerte concentración de medios, los pequeños diarios independientes han desaparecido y cada vez son más las grandes empresas las que dominan el mercado y marcan el tono de las noticias".

    "Tampoco son independientes las agencias de noticias más importantes, cuyas informaciones terminan en diarios y televisiones", agrega, "si un periodista joven quiere hacer carrera en los medios, tiene que aúllar con el resto de lobos".

    Las voces críticas "apenas tienen una oportunidad" y "quien busca contactos con los 'lobbies' transatlánticos y sigue la agenda neoliberal asciende rápidamente en la jerarquía".

    Bröckers cree que "Alemania y la Unión Europea tratan de frenar un poco" el conflicto en Ucrania, pero EEUU interfiere en ese objetivo.

    "Que la 'vieja Europa' y Rusia mantengan buenas relaciones y cooperen contraviene la agenda estadounidense", afirma.

    Por ese motivo la diplomacia alemana se enfrenta a "un gran desafío", porque el país tiene "un interés esencial en un buen vecinazgo en Europa y al mismo tiempo es un importante socio de EEUU", y ninguna de ambas cosas va a cambiar a corto plazo.

    La UE es demasiado dependiente de los intereses estadounidenses "y no hace ninguna política en interés de Europa".

    Según Bröckers, para EEUU se trata sobre todo de evitar que Rusia recupere su influencia, y por ese motivo, por ejemplo, "EEUU presionó a países como Bulgaria para detener la construcción de South Stream" o Alemania "para comprar gas estadounidense producido por fracturación hidráulica", algo que califica de una "locura en términos económicos y ecológicos, que únicamente sirve a los intereses geoestratégicos de EEUU".

    Si quieren que la situación mejore, "los países de la UE como Francia y Alemania tienen que atreverse a proponer un nuevo equilibrio, y éste no puede consistir en una nueva carrera armamentística, sino en un equilibrio de los intereses anglo-estadounidenses y rusos".

    Además:

    EEUU descarta aplicar la censura contra los medios rusos
    Victoria Nuland: “Crimea vive bajo un reino de terror”. Su visión y la de la prensa occidental contrastada con los medios rusos
    El conflicto entre Moscú y Washington no es motivo para crear "tropas informativas"
    Los medios occidentales siguen "fabricando consenso", según Chomsky
    Etiquetas:
    medios, OTAN, UE, Mathias Bröckers, EEUU, Occidente, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook