En directo
    Policía española

    España favorece la impunidad de los policías en casos de tortura, denuncia asociación

    © REUTERS / Susana Vera
    Sociedad
    URL corto
    110

    El sistema español no favorece la investigación ni el enjuiciamiento en casos de torturas y malos tratos policiales, amparando la impunidad de los agentes que cometen estos delitos, según declaraciones a Sputnik Nóvosti de Victoria Rosell Aguilar, portavoz de Jueces para la Democracia.

    "El sistema español ha favorecido la impunidad de los policías porque dificulta la investigación y el enjuiciamiento", estima Rosell, que atendió varias denuncias por torturas y malos tratos como jueza de instrucción.

    España ha sido condenada por organismos internacionales en varias ocasiones por no haber investigado denuncias de presuntas torturas policiales.

    "Debemos hacer autocrítica y tomar las medidas necesarias", señala la portavoz adjunta de una de las mayores asociaciones de jueces de España. Rosell señala que son asuntos difíciles de probar, porque se llevan a cabo de forma clandestina, pero el sistema español no ha puesto en marcha todos los mecanismos y medidas necesarias para evitarlos. "Hay normas que se han ignorado como la instalación de cámaras en todas las dependencias, este tipo de medidas tienen un efecto disuasorio de las torturas, sin embargo se alega falta de presupuesto", afirma la magistrada.

    La experta judicial dice que las torturas mayoritariamente se cometen el primer día. "Las torturas suelen producirse en las primeras 24 horas, en los momentos inmediatamente posteriores a la detención, o incluso durante el traslado a los centros", puntualiza. "Las lesiones más fáciles de identificar son las del rostro. Son indicativos de una fuerza que no se hace para reducir a alguien, sino para castigarle", añade.

    Los motivos más comunes para utilizar esta presión contra los detenidos es para que confiese o como represalia, según explica la magistrada a Sputnik Nóvosti.

    Apoyo expreso del gobierno a los policías

    Rosell destaca que lo más escandaloso de este sistema de impunidad, además de instruir y juzgar con dificultad hechos perfectamente acreditados, son los casos de indultos por parte del Gobierno. "Se han producido varios indultos a policías que han torturado y que evidentemente no merecían ese apoyo", denuncia la magistrada. "Nos hemos posicionado en varias ocasiones contra este tipo de indultos por considerar que es un error. Es muy preocupante esa actitud por parte del Gobierno, porque además no deja de ser una invasión y una falta de respeto a las competencias judiciales", asegura.

    A esto se suma que "estas resoluciones son minoritarias y se realizan con mucha dificultad para hacer justicia en casos de tortura, normalmente por la falta de pruebas", enfatiza Rosell.

    La portavoz de Jueces para la Democracia defiende que el Gobierno con estos indultos intenta lavar la imagen de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Sin embargo, Rosell cree que hacen un "flaco favor" tanto a la ciudadanía como al resto de funcionarios que actúan de manera ejemplar.

    En los últimos 10 años la Coordinadora para la Prevención de la Tortura ha recopilado en España 6.621 denuncias probadas por malos tratos o torturas policiales, de las que solo 752 fueron condenadas como falta o como delito.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Amnistía Internacional denuncia que España no adopta las recomendaciones sobre tortura
    Conmoción en Barcelona por un documental que denuncia torturas policiales
    Etiquetas:
    Coordinadora para la Prevención de la Tortura, Victoria Rosell Aguilar, España