En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El niño puede llegar a tener problemas de conducta si su madre estuvo expuesta al humo de tabaco de segunda mano durante la gestación, advierten psicólogos.

    El niño puede llegar a tener problemas de conducta si su madre estuvo expuesta al humo de tabaco de segunda mano durante la gestación, advierten psicólogos.

    Según Zee News, apenas media hora del tabaquismo pasivo al día en una mujer embarazada bastará para que el riesgo de desarrollar déficit de atención y agresividad elevada aumente en al menos un 100% hasta que el niño cumpla cinco años.

    Los psicólogos estudiaron los casos de más de 600 madres con sus niños. El 37% de las mujeres que participaron de la investigación se habían expuesto al humo de tabaco durante el embarazo. Los problemas de conducta se detectaron en un cuarto de los niños de ese grupo.

    Mientras, en cuanto a las madres que no habían sufrido tabaquismo pasivo durante la gestación, el porcentaje de niños con problemas de comportamiento fue del 16%.

    El estudio indica por otra parte, que tres de cada cuatro padres que dejaron de fumar en el hogar durante el embarazo de sus parejas, volvieron al tabaco después del nacimiento del bebé.

    Los investigadores tomaron en cuenta diversos factores al realizar el estudio como la presencia de problemas psíquicos en los padres, la edad de la madre, el sexo del niño y el nivel del plomo en la sangre, entre otros.

    El estudio reveló también que cuanto más metales pesados (como plomo, cadmio y arsénico) contiene el humo de tabaco, más afecta el comportamiento de los niños.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook