12:37 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Sociedad

    Filántropos extravertidos, a subasta en Internet

    Sociedad
    URL corto
    0 0 0

    Un nuevo servicio en el mercado virtual ruso, permite a cualquier internauta poner a subasta una cita consigo mismo para donar luego el dinero del mayor postor a alguna organización de caridad.

    Un nuevo servicio en el mercado virtual ruso, permite a cualquier internauta poner a subasta una cita consigo mismo para donar luego el dinero del mayor postor a alguna organización de caridad.

    Olessia Abramenko, la directora del proyecto Goodwillion.ru en Bielorrusia, donde se estrenó el servicio, destaca el carácter “universal” de la plataforma virtual que cubre las necesidades comunicativas y filantrópicas del ser humano.

    “Es único, pues ofrece una forma completamente nueva de hacer caridad. Es una herramienta práctica para comunicarse, participando a la vez en un proyecto benéfico”, dijo a RIA Novosti Abramenko. 

    El proyecto de los “encuentros benéficos” funciona de la siguiente forma: el “vendedor” se pone a subasta, agregando en la web de la plataforma una foto y cierta información personal, incluidos sus conocimientos e intereses, que pueden, a su vez, atraer a los “compradores” potenciales.

    Tras este paso, comienza la subasta y a su término el mayor postor recibe la dirección del correo electrónico de la persona con la que quería encontrarse. Previamente, el ganador dona la suma apostada a un centro benéfico y facilita a los organizadores una copia del resguardo de la transferencia. 

    “Todavía no hubo casos de fraude”, aseguró la directora del proyecto en Bielorrusia. Añadió que al no producirse el pago, la subasta se declara desierta.

    El perfil del usuario medio es de un hombre (56%) o una mujer (44%) entre 18 y 35 años de edad. El servicio también tiene seguidores entre algunas celebridades.

    Los resultados de los encuentros no se hacen de dominio público, indicó Abramenko. A no ser que se trate de una cita con una celebridad, a la que acuden empleados de la compañía organizadora y representantes de los medios de comunicación. 

    Desde que fue puesto en marcha, el proyecto recaudó y destinó a fines benéficos 82.000 dólares en Bielorrusia, 8.900 en Rusia y 6.124 en Estados Unidos. La cita más valorada en Rusia costó unos mil dólares. Mientras en Bielorrusia el comprador más generoso desembolsó alrededor de 6.000 dólares. 

    Después del éxito cosechado en Bielorrusia y la salida al mercado ruso, los fundadores del servicio, que también está operativo en Estados Unidos y Ucrania, planean su expansión en Europa y antiguas repúblicas soviéticas.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik