20:51 GMT +317 Diciembre 2017
En directo
    Sociedad

    Los romances laborales “se legalizan” en Rusia

    Sociedad
    URL corto
    0 0 0

    Comenzar un romance en la oficina es cada vez más común. Por lo menos, en Rusia, donde un tercio de la población confiesa haber establecido relaciones sentimentales con sus compañeros de trabajo, según un estudio.

    Comenzar un romance en la oficina es cada vez más común. Por lo menos, en Rusia, donde un tercio de la población confiesa haber establecido relaciones sentimentales con sus compañeros de trabajo, según un estudio.

    Además, con la creciente igualdad entre sexos, parece que muchas veces son las mujeres las que toman la iniciativa a la hora de iniciar una relación amorosa con sus colegas.

    “Nadie puede conocer exactamente el número de las relaciones sentimentales que se gestan en el trabajo, pero su existencia tiene varias razones: los rusos cada vez pasan más tiempo en el trabajo. Así, la oficina se convierte en su hogar y la casa, en un lugar de pernocta. Allí donde uno vive, come, crea, se gana la vida, se sociabiliza, también suele cubrir otras necesidades, como las sexuales”, dijo a RIA Novosti Evgueni Kulgavchuk, conocido sexólogo ruso.

    El “amor prohibido” entre compañeros de oficina también favorecen las fiestas corporativas, donde nacen muchos romances, explicó el experto.

    Agregó que los hombres son de costumbre los que llevan el timón de las relaciones amorosas, pero con “la feminización de los varones y la masculinización de las féminas”, en Rusia y en el resto del mundo, son precisamente las mujeres las que toman la iniciativa en sus manos.

    “A menudo los amantes mantienen su relación en secreto, pero en los últimos años se hace notar una tendencia a la legalización de los romances laborales”, señaló.

    Según el sexólogo, esta situación se explica por los estragos causados en la sociedad por la revolución consumista y sexual que rebajaron el acto sexual de su condición de la culminación del amor a un mero servicio.

    Los romances laborales, independientemente de la situación familiar de sus protagonistas, pueden durar mucho si los compañeros de trabajo no se atraen solamente como parejas sentimentales, opinó Kulgavchuk.

    Para el moscovita Serguei, si los romances de oficina son manejados correctamente, no se les puede poner fecha de caducidad.

    “He tenido relaciones íntimas con catorce mujeres. A cuatro de ellas conocí en el trabajo y a cinco, en la universidad. Finalmente, me casé con una chica con quien inicié una relación en uno de los trabajos anteriores”, dijo Serguei a RIA Novosti.

    Hoy en día las relaciones amorosas en el trabajo se perciben como algo “semierótico”, cree el moscovita treintañero.

    “Es algo exótico, vale. Pero en realidad en la oficina no sucede nada fuera de lo común. Los amantes no dan rienda suelta a su pasión en el trabajo porque no es el lugar oportuno para ello”, aseguró.

    Pero el veredicto del experto sobre las relaciones sentimentales en la oficina no es optimista. La mayoría de las veces están condenadas al fracaso, cree Kulgavchuk, ya que sus protagonistas suelen lamentar lo ocurrido al verse muchas veces atrapados en triángulos amorosos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik