12:22 GMT +320 Septiembre 2017
En directo
    Sociedad

    La vuelta al cole cuesta este año en Rusia un mínimo de US$185, un 10% más que en 2011

    Sociedad
    URL corto
    0 2 0 0

    A pocas horas para el comienzo del nuevo curso escolar, los padres de millones de niños rusos ultiman a contrarreloj los preparativos de la vuelta al colegio, que este año cuesta un mínimo de 6.050 rublos (US$185) por alumno, un 10% más que en 2011.

    A pocas horas para el comienzo del nuevo curso escolar, los padres de millones de niños rusos ultiman a contrarreloj los preparativos de la vuelta al colegio, que este año cuesta un mínimo de 6.050 rublos (US$185) por alumno, un 10% más que en 2011.

    Como cada año, el próximo 1 de septiembre los colegios rusos volverán a abrir sus puertas tras las largas vacaciones estivales. Más de 13,3 millones de niños comenzarán mañana el nuevo curso escolar en todas las regiones del país, unos 1,5 millones de ellos irán al colegio por primera vez.

    A falta de datos oficiales, la prensa rusa hace estos días sus propios cálculos de lo que cuesta la vuelta al cole, coincidiendo en que este año es entre un 5% y un 10% más cara.

    Así, según estimaciones de RIA Novosti, el gasto medio para equipar a un escolar ruso asciende este año a un mínimo de 185 dólares. El uniforme y el calzado, de US$134 para los chicos y US$97 para las chicas, es la partida más costosa.

    La mochila escolar supone otra inversión importante, ya que el precio de una homologada supera los US$55 y en muchos casos ronda entre US$100 y US$200.

    El coste de la “vuelta al cole” varía mucho según la región. Así, Siberia, Cáucaso del Norte y sur de Rusia son las regiones más “económicas” en este sentido, en las que es posible equipar a un niño para el cole por tan sólo US$125.

    En cambio, las familias de San Petersburgo y Moscú son las que se enfrentan a un gasto mucho mayor, que en ocasiones incluso puede superar los US$1.000.

    A este importe se deben sumar otros US$50 o 100 en caso de colegios con un plan de estudios especial que requiere de libros de texto complementarios cuya adquisición no está subvencionada por el Estado, a diferencia de los convencionales.

    Además, tal como manda la tradición, los alumnos rusos acudirán mañana a sus colegios con el obligatorio ramo de flores para su profesor o tutor, lo que supone un desembolso más de entre US$31 y 77 de media para los padres del escolar.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik