En directo
    Sociedad

    El alcohol durante el embarazo conduce a retraso en el intelecto en los niños

    Sociedad
    URL corto
    0 0 0

    Las dosis altas de alcohol durante el embarazo conducen a menudo a violaciones de la inteligencia y comportamiento en los niños mientras que es menor el desarrollo de síndrome congénito de alcoholismo fetal que se refleja en la cara de los menores, según científicos del Instituto Nacional de Salud Infantil en los Estados Unidos.

    Las dosis altas de alcohol durante el embarazo conducen a menudo a violaciones de la inteligencia y comportamiento en los niños mientras que es menor el desarrollo de síndrome congénito de alcoholismo fetal que se refleja en la cara de los menores, según científicos del Instituto Nacional de Salud Infantil en los Estados Unidos.

    De acuerdo con el estudio realizado en Chile y publicado en la revista Alcoholism: Clinical and Experimental Research, las afeccciones en el desarrollo de los niños expuestos a la influencia del alcohol en el útero incluyen dificultades con el habla, hiperactividad, trastorno por déficit de atención, retraso del crecimiento, daño cerebral y atraso intelectual.

    Los investigadores encontraron uno de estos trastornos en alrededor del 44% de los niños cuyas madres tomaron cuatro o más tragos por día durante el embarazo mientras que sólo en  el 17% de los nacimientos se detectaron alteraciones en las proporciones de los rostros de los menores.

    "Tenemos la sospecha de que la ausencia de alteraciones en la cara de los niños de madres consumidoras de alcohol, se debe a que los trabajadores médicos no se percataron de casos de intoxicación por alcohol en el feto. De ahí que los menores no recibieron el tratamiento y la atención necesaria", declaró el Dr. Devon Kuehn, uno de los responsables de la investigación.

    Los científicos entrevistaron a 9000 mujeres en las clínicas públicas en Santiago (Chile) para conocer su  consumo de alcohol durante el embarazo y se detectaron a 101 mujeres que tomaron cuatro o más dosis de alcohol por día y otro tanto igual de madres que no tomaron alcohol durante el embarazo.

    Tras el nacimiento de los bebés, los investigadores examinaron la salud de los niños, cuyo desarrollo físico, intelectual y emocional  fue evaluado periódicamente hasta 8 años de edad.

    Los científicos compararon las afecciones entre los niños expuestos al alcohol y los que no lo estuvieron. Con alteraciones en el rostro resultó el 17% y 1%, respectivamente, con retraso de desarrollo, 27% y 13%, con retraso mental, el 35% y 6%, con dificultad para hablar, 42% y 24% y con problemas de hiperactividad, el  27% y 2 %, respectivamente.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik