En directo
    Sociedad

    Amigos de Breivik pensaban que era gay

    Sociedad
    URL corto
    Proceso contra el “asesino de Oslo” Anders Breivik (56)
    0 0 0

    Los amigos más íntimos del ultraderechista noruego Anders Behring Breivik, autor confeso del doble atentado que causó la muerte de 77 personas en julio pasado, pensaron que se había sumido en una depresión o era un gay incapaz de asumir su sexualidad cuando cortó todas las relaciones sociales y se mudó a vivir con su madre, según ellos mismos contaron hoy ante un tribunal de Oslo.

    Los amigos más íntimos del ultraderechista noruego Anders Behring Breivik, autor confeso del doble atentado que causó la muerte de 77 personas en julio pasado, pensaron que se había sumido en una depresión o era un gay incapaz de asumir su sexualidad cuando cortó todas las relaciones sociales y se mudó a vivir con su madre, según ellos mismos contaron hoy ante un tribunal de Oslo.

    Uno de los amigos, que pidió anonimato,  reconoció que durante mucho tiempo se habían preguntado sobre la sexualidad de Breivik, a quien describió como algo afeminado y obsesionado con su físico.  Otro, que trabaja de abogado en el Ministerio de Defensa de Noruega, contó que Breivik “usaba polvo de maquillaje, cosas de este tipo, y lo explicaba por su condición de ‘metrosexual’”, diciendo que también lo era en aquellas fechas el futbolista británico David Beckham.

    En 2006 Breivik se mudó a la casa de su madre, dispuesto a dedicar un año entero al videojuego World of Warcraft (WoW). Y en las pocas ocasiones en que sus amigos lograron sacarlo para un café desde entonces, les pareció “menos alegre y animado” que en el pasado. Eso sí, se sentía orgulloso de sus avances en WoW y hasta dijo que era “uno de los mejores jugadores de Europa o, incluso, del mundo”,

    A petición propia, los amigos de Breivik prestaron sus declaraciones en ausencia del acusado al que se imputa la autoría de una explosión en el centro de Oslo, con un saldo de ocho víctimas mortales, y el posterior ataque a un campamento juvenil en la isla de Utoya, a raíz de lo cual murieron 69 personas el 22 de julio de 2011. Ya en los primeros interrogatorios Breivik reivindicó ambos atentados pero nunca se declaró culpable justificando su actuación por el deseo de defender la raza noruega contra la inmigración y el multiculturalismo.

    Tema:
    Proceso contra el “asesino de Oslo” Anders Breivik (56)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik