En directo
    Sociedad

    Gran Bretaña niega indulto póstumo al científico que descifró el código de la máquina nazi Enigma

    Sociedad
    URL corto
    0 0 0

    Un portavoz del Ministerio de Justicia del Reino Unido anunció la víspera que las autoridades del país se negaron a indultar póstumamente al matemático británico Alan Turing, condenado hace 60 años como homosexual, quien logró desentrañar durante la Segunda Guerra Mundial el secreto de la máquina de cifrado nazi Enigma.

    Un portavoz del Ministerio de Justicia del Reino Unido anunció la víspera que las autoridades del país se negaron a indultar póstumamente al matemático británico Alan Turing, condenado hace 60 años como homosexual, quien logró desentrañar durante la Segunda Guerra Mundial el secreto de la máquina de cifrado nazi Enigma.

    Más de 21 mil personas firmaron la solicitud electrónica de indulto para Turing en la web de la cancillería del primer ministro británico. Tales peticiones pasan automáticamente luego al parlamento, que encomienda la investigación del problema a los respectivos organismos.

    “Un indulto póstumo no se ha considerado apropiado ya que Alan Turing fue condenado correctamente por lo que en su tiempo era un delito”, explicó la decisión tomada el viceministro de Justicia, lord McNally.  (El castigo penal por la orientación sexual no tradicional fue anulado en Gran Bretaña en 1967).

    Alan Turing empezó a trabajar en Bletchley Park, centro de descifrado británico, el que encabezó en septiembre de 1939. Precisamente Turing promovió la idea de desarrollar un mecanismo capaz de descifrar el código de la máquina nazi Enigma.

    Según historiadores, la realización de esa idea contribuyó a acercar el fin de la guerra y salvar muchas vidas humanas. El propio Turing tuvo un destino trágico después de la guerra. Fue condenado en 1952 por tener orientación sexual no tradicional, considerada delito en esa época. Le fue aplicada la castración química.

    En 1954 Turing se suicidó a la edad de 41 años, sin haber recibido ningún reconocimiento ni remuneración por su aporte a la victoria sobre el nazismo.

    El error fue corregido al cabo de muchos años. En la casa en que había vivido el científico colocaron una placa conmemorativa. En 2007, en Bletchley Park fue erigido un monumento a Turing.

    En 2009, el primer ministro británico Gordon Brown presentó disculpas por el trato a que fue sometido Turing. Dijo que su aporte a la victoria en la Segunda Guerra Mundial, a la ciencia británica y al desarrollo de las tecnologías informáticas no debe ser olvidado.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik