12:08 GMT +311 Diciembre 2017
En directo
    Sociedad

    Científico suprime el fin del mundo derivado del calendario maya

    Sociedad
    URL corto
    0 10

    El calendario maya no finaliza el 21 de diciembre de 2012, sino al menos 60 días más tarde, afirma Gerardo Aldana, experto de la Universidad de California de Santa Bárbara en su libro “Calendarios y años II. Astronomía y Tiempo en la Antigüedad y el Medievo”.

    El calendario maya no finaliza el 21 de diciembre de 2012, sino al menos 60 días más tarde, afirma Gerardo Aldana, experto de la Universidad de California de Santa Bárbara en su libro “Calendarios y años II. Astronomía y Tiempo en la Antigüedad y el Medievo”, informó el portal Discovery News.

    Los mayas vivieron en América Central desde el segundo milenio antes de J.C. Elaboraron calendarios basados en eventos astronómicos importantes.  Uno de sus calendarios llamado la Cuenta Larga “daba cabida” para 5.126 años solamente. Su comienzo corresponde al año 3.114 antes de J.C. según el calendario gregoriano, pero su conversión plena a este calendario es imposible.

    Para establecer una correlación entre ambos, los científicos elaboraron unos algoritmos. El más popular se titula la constante GMT, según las iniciales de los apellidos de sus autores. Para calcular dicha constante, los científicos se orientaron en los acontecimientos astronómicos de la antigüedad documentados tanto por los mayas como por los habitantes del Viejo Mundo.

    Aldana demuestra en su libro que uno de tales acontecimientos fue interpretado erróneamente. Aquello que fue descrito por los creadores de la constante GMT como la salida de Venus en realidad podía ser la caída de un meteorito. De ser correcta esa suposición, la diferencia entre el calendario maya y el gregoriano sería al menos de 60 días.

    Además, los propios mayas nunca afirmaron que el fin de su calendario sería el fin del mundo. Unos científicos suponen que la Cuenta Larga era por ciclos. El fin de un ciclo significaba el comienzo de otro nuevo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik