Restaurante 5642 Vysotá

Sochi

Caucasiana, armenia, georgiana, griega, uzbeka y, por supuesto, rusa... La cocina de los restaurantes de Sochi es tan variada como los son las nacionalidades de los veraneantes que acuden a esta ciudad en los días de más calor. Se cocina en sartenes, cazuelas, con sal al horno, en freidora, a la plancha y a la parrilla. Es difícil elegir tan sólo un restaurante, por eso Sputnik les dejará algunas pistas.

Dónde comer

Una pizzería de la red Sicilia
© Foto : Sicilia
'Sicilia'

Dirección: Sochi, c. Navaguinskaya, 11

Presupuesto medio: ₽₽₽

Cocina: italiana

Teléfono: +7 (928) 880-10-21

Abierto: lunes-domingo, 09:00-01:00

Para comer bien, económico y en un buen ambiente en Sochi está la pizzería de la red Sicilia. La carta incluye los tipos clásicos de pizza, así como otros platos de la cocina italiana, por ejemplo unos apetitosos penne con, tres tipos de setas o la focaccia.

Otro tipo de cocina es la japonesa que ofrece rollitos y sushi. No faltan platos de la cocina rusa. Se recomienda probar patatas fritas con setas. Se sirven sopas y hamburguesas. Merece especial atención el menú infantil que ofrece platos alegres y originales. Además, en cada pizzería hay zona de juegos que permite a los padres desayunar, almorzar o cenar tranquilos. Se puede incluso cenar dos veces, porque el sitio está abierto de las 9.00 a la 01.00.

Restaurante Barán-Rapán
© Foto : Barán-Rapán
'Barán-Rapán'

Dirección: Sochi, c/ Teatrálnaya, 11

Presupuesto medio: ₽

Cocina: Georgiana

Teléfono: +7 (999) 655-33-44

Horario: lunes-domingo,14:00-00:00

El nombre del restaurante encierra dos tradiciones culturales y gastronómicas. La cocina caucásica supone unos suculentos trozos de carne ('barán' quiere decir 'cordero'), hierbas aromáticas y especias abjasias, mientras que la cocina del mar Negro ofrece pescado y mariscos. Todo procede de las piscifactorías locales. El restaurante se posiciona como conceptual y de gama alta, de modo que uno ha de prepararse a atrevidos experimentos gastronómicos y a impresionantes cuentas.

El concepto se plasmó en la decoración: el acabado combina piedra, madera y metal. El primer piso tiene cocina abierta y un escenario para actuaciones. Una escalera de caracol conduce a una acogedora sala en el segundo piso, tiene barbacoa, barra y zona de vinoteca que ofrece, entre otros, vinos exclusivos. Algunos platos realmente parecen obras de arte: la ostra imperial acompañada de lima abjasia ofrece tonos lila, esmeralda, lechuga y plateados. El solomillo de cordero lechal con alcachofa de Jerusalén quemada y mousse de trufas presenta destellos de violeta, rojo, coral y crema. Como suele ocurrir con la alta cocina, las raciones son pequeñas, dado que no se viene aquí a saciar el hambre, sino a sorprender al paladar.

Restaurante 5642 Vysotá
© Foto : 5642 Vysotá
'5642 Vysotá'

Dirección: Sochi, / c. 65 Let Pobedy, 50

Presupuesto medio: ₽₽₽₽

Cocina: Adiguesa / Caucasiana

Teléfono: +7 (938) 888-56-42

Horario: lunes-domingo, 11:00-23:00

Si a uno le interesa la alta cocina, no tendrá ningún problema en encontrarla en Sochi, en el restaurante 5642 Vysotá, que forma parte del grupo perteneciente al conocido propietario de restaurantes Arkadi Nóvikov. El sitio está situado en pleno centro de la ciudad y tiene vistas al mar Negro. Los impresionantes paisajes apenas son capaces de hacer sombra a una cocina panorámica, donde los cocineros organizan verdaderos espectáculos. Las terrazas abiertas están amuebladas en tonos suaves y las salas, en colores más vivos. Los lugareños aseguran que el sitio siempre tiene visitantes.

La cocina adiguesa, a pesar de tener ciertos parecido con las cocinas de los pueblos caucásicos, es bastante autóctona y, en Vysotá 5642, todos las particularidades son respetadas, incluso en platos tan populares como los jichini, tortas de finísima masa y rellenas de patatas y queso o los jachapuri, pasteles con queso preparados en un horno de leña. Los hay varios tipos. Uno de los tipos más remendados es el relleno de espinacas. La carta ofrece los platos clásicos de la comida caucásica y varios tipos de limonada casera para refrescarse. A pesar del estatus, los precios son bastante económicos, un cubierto sale a 700 rublos aproximadamente.

El restaurante abre a las 12.00, pero a quienes deseen disfrutar de bollería francesa de fabricación propia y un aromático café, pueden hacerlo a partir de las 9.00. A las 11 abre la hamburguesería, donde con productos frescos y naturales se preparan unas de las mejores hamburguesas de toda la ciudad.