En directo
    Seguridad
    URL corto
    1153
    Síguenos en

    La Policía alemana logró cerrar una plataforma del mercado negro en el DarkNet, considerada la más grande del mundo, utilizada por casi medio millón de personas para comerciar drogas, criptomonedas y dinero falso.

    Después de meses de intensas investigaciones, la Inspección Penal Central de la ciudad de Oldenburg arrestó a un ciudadano australiano de 34 años cerca de la frontera danesa. El hombre presuntamente operaba el sitio llamado DarkMarket. 

    Los investigadores también cerraron la plataforma y desconectaron los servidores, confiscando más de 20 de ellos en Moldavia y Ucrania

    Las fuerzas de orden alemanas trabajaron en el caso en colaboración con varias autoridades nacionales y extranjeras, como las estadounidenses FBI, la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) y los cuerpos de policía de Australia, Reino Unido, Dinamarca, Suiza, Ucrania y Moldavia. Europol, a su vez, desempeñó un papel de coordinación en el proceso de investigación.

    Según los fiscales, en el mercado negro digital que tiene casi 500.000 usuarios operaban unos 2.400 vendedores. En total, en la plataforma se movieron más de 4.650 bitcoins y 12.800 moneros —otra criptomoneda lanzada en 2014— equivalentes a más de 170 millones de dólares, según informa la Fiscalía de la ciudad de Coblenza en su sitio web. Fueron realizadas al menos 320.000 transacciones.

    En la plataforma se comercializan principalmente drogas de todo tipo, pero también se vendía dinero falso, datos de tarjetas de crédito robadas o falsificadas, tarjetas SIM anónimas, y malwares, entre otros artículos.

    A partir de los datos almacenados en los servidores confiscados, los investigadores esperan recibir nuevos enfoques de la investigación contra los moderadores, vendedores y compradores.

    Etiquetas:
    Internet, Internet, policía, criminalidad, mercado negro, Alemania, drogas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook