En directo
    Seguridad
    URL corto
    368
    Síguenos en

    De acuerdo con la información de los servicios de inteligencia de España, China ha perpetrado ataques informáticos contra los laboratorios dedicados al desarrollo de vacunas contra el COVID-19. Sin embargo, sus responsables no reportan intromisiones.

    Ciberatacantes supuestamente vinculados a China pueden haber obtenido información de modo fraudulento sobre el curso de las investigaciones de las vacunas españolas del COVID-19.

    Según informó la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, ataques de similar naturaleza se han producido en algunos de los países que compiten por obtener un remedio frente a esta enfermedad. Las revelaciones tuvieron lugar durante un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas Europeos (APE), donde Esteban anunció que la ampliación del teletrabajo con motivo de la pandemia incrementó el "área de exposición" a los ciberataques, incluidos los dirigidos contra los ámbitos sanitario y farmacéutico.

    En el caso de España, la directora de los servicios de inteligencia españoles declaró que los laboratorios implicados en el desarrollo de vacunas contra el COVID-19 fueron objeto de intromisiones procedentes de China, escribe el diario El País. Se desconoce el volumen e importancia de la información supuestamente sustraída.

    Acusaciones desde EEUU

    En julio un tribunal estadounidense (el tribunal federal de Spokane, en el estado de Washington), acusó al país asiático de estar detrás de los ciberataques contra 11 países implicados en la carrera por la consecución de vacunas frente al virus SARS-CoV-2.

    En concreto, señalaron a los ciudadanos chinos Li Xiaoyu y Dong Jiazhi como responsables de piratear los sistemas informáticos de cientos de empresas de alta tecnología, así como Gobiernos y organizaciones de derechos humanos en EEUU, Australia, Bélgica, Alemania, Japón, Lituania, Holanda, Corea del Sur, Suecia, el Reino Unido y España.

    Según la acusación, en los últimos tiempos estas dos personas habrían estado sondeando las vulnerabilidades de las redes informáticas de las compañías que se hallan detrás del desarrollo de vacunas y tratamientos contra el COVID-19. Se vincula a los supuestos hackers con el Ministerio de la Seguridad del Estado de China.

    Los objetivos en España

    En el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), órgano al que pertenecen varios de los laboratorios de los investigadores españoles que están desarrollando vacunas experimentales, aseguran no tener constancia de haber sufrido ninguna sustracción de datos.

    Ni en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) ni en el Centro de Investigaciones Biológicas (CIB), donde conducen sus proyectos los profesores Mariano Esteban, Luis Enjuanes y Vicente Larraga, respectivamente, reportan hecho extraño alguno. Tampoco en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), donde los trabajos están dirigidos por Rafael Blasco, ni en la Universidad de Santiago de Compostela, donde el equipo lo dirige José Manuel Martínez Costas.

    De la decena de proyectos en curso en España para crear una vacuna contra el COVID-19, ninguno se encuentra en la etapa de ensayo en humanos, hallándose todavía en la fase clínica preliminar. De todos ellos, los conducidos por Mariano Esteban (CNB) y Felipe García (Hospital Clínic de Barcelona) son los más avanzados.

    Etiquetas:
    China, ciberespionaje, Ciberpiratas, hackers, hackeo, Centro Nacional de Inteligencia, Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC), vacuna contra coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook