00:50 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 92
    Síguenos en

    El huracán Sally fue degradado a tormenta tropical; sin embargo, eso no lo detuvo para que con vientos de 165 kilómetros por hora y fuertes lluvias inundara viviendas, creara caos y dejara a cientos de rescatados en Alabama y Florida.

    Tocó tierra catalogado como un huracán de categoría 2, lo que encendió las alarmas y provocó que se decretara toque de queda en Alabama. No obstante, tras 12 horas pasó a ser tormenta tropical, inundando vehículos y dejando sin electricidad a más de 540.000 hogares y negocios.

    ​Al menos una persona perdió la vida y otra se encuentra desaparecida en la ciudad costera de Orange Beach (Alabama).

    "Se están produciendo inundaciones históricas y catastróficas, incluidas inundaciones fluviales generalizadas de moderadas a importantes", informó el Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami.

    ​Las inundaciones en las carreteras fueron tan devastadoras en algunos condados, que al menos 377 personas han sido rescatadas. Una de los peores golpes se los llevó la bahía de Pensacola, donde el oleaje alcanzó más de 1,5 metros, causando que una barcaza se estrellará contra una sección de un puente en construcción, informó el alguacil David Morgan, citado por The New York Times.

    ​Las autoridades del condado de Escambia, a donde pertenece la bahía de Pensacola, esperan más refugiados por el desbordamiento de dos ríos. Por el momento, se acondicionó un refugio para atender a las 377 personas rescatadas. 

    Sally ha sido el más reciente de una de las temporadas de huracanes más activas de la historia y el segundo huracán en golpear la costa del golfo en menos de tres semanas. 

    Etiquetas:
    catástrofe natural, EEUU, Alabama, Florida, huracán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook