12:34 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Seguridad
    URL corto
    292
    Síguenos en

    La ciudad de Portland, noreste de EEUU, se ha convertido en la sede de las protestas en contra de la represión policial desde el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de la Policía. Pese a las manifestaciones y su repercusión, crecieron los casos de detenciones, arrestos y ataques a ciudadanos por parte de las fuerzas de seguridad.

    Las movilizaciones ciudadanas en contra de la represión policial y del racismo en Estados Unidos, iniciadas tras el asesinato de George Floyd el 25 de mayo, siguen firmes en Portland, Oregon. El trágico episodio provocó una revuelta social en las calles del país que se replicó en el resto del mundo en plena pandemia de COVID-19

    Aunque las reivindicaciones se mantienen en pie, las protestas no han logrado obtener cambios en la actuación de las autoridades que, precisamente, culminaron en la muerte de Floyd. Desde su muerte a manos de la Policía, las denuncias de abuso policial en la ciudad simplemente aumentaron.

    Además de los ataques con armas no letales, gas pimienta y cachiporras, oficiales de las fuerzas federales de Portland han estado realizando detenciones en vehículos no identificados desde, al menos, mitades de julio, según reportó el canal estadounidense OPB.

    En uno de los videos subidos a la red, puede verse cómo operativos arrestan a una joven y la suben a una camioneta no identificada como policial y sin matrícula. "No he hecho nada", dice ella. Quien filma habla a los oficiales y les pregunta quiénes son y qué están haciendo, sin recibir respuesta.

    "Tranquila, vas a estar bien. Te vamos a sacar de ahí", gritan sus compañeros a la joven. "¡Están secuestrando gente y violando sus derechos!", dice uno a los agentes.

    Hasta ahora hay 13 civiles imputados por crímenes relacionados con la protesta. Otros, son liberados tras su detención, sin recibir explicaciones de por qué se los arresta en primera instancia. Así lo contaron al canal Mark Pettibone y Conner O’Shea, jóvenes habitué de las protestas, el primero arrestado en la madrugada del 15 de julio por oficiales de las fuerzas.

    Según declararon, ninguno de los dos formaron parte de ninguna clase de incidente violento que pudiera explicar por qué querían detenerlos. O'Shea pudo escapar a tiempo, pero Pettibone no.

    Los oficiales no ofrecieron explicaciones, solo cubrieron su rostro y se lo llevaron en una camioneta. Estuvo en una celda durante dos horas, donde un policía le leyó sus derechos. Luego, fue liberado.

    Las autoridades nacionales están al tanto de lo que ocurre en Portland. Los senadores de Oregon Jeff Merkley and Ron Wyden y el de Nueva York Chuck Schumer exigieron una investigación federal de los arrestos denunciados, según reportó The New York Times. 

    "Esto está mal y debe ser investigado inmediatamente para determinar quién es el responsable", tuiteó Schumer, quien lidera desde 2017 el Senado demócrata a nivel nacional.

    ​Una de las agencias responsables de los hechos es la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), según reveló The Nation. El medio accedió a un memo titulado "Orientación de asuntos públicos: Apoyo de CBP para proteger instalaciones y propiedades federales" con fecha del 1ro de julio, en el que los agentes reciben indicaciones para el apoyo a la policía por orden directa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.  

    "Estamos tratando de proteger Portland, no de herirla. Sus autoridades perdieron, hace meses, el control de los agitadores y los anarquistas. Han perdido su capacidad de acción. Tenemos que proteger las propiedades federales, y a nuestra gente. Estos no son simples protestantes, son realmente peligrosos", tuiteó Trump en referencia a los operativos. 

    ​"La izquierda radical demócrata, que controla totalmente a (el candidato demócrata Joe) Biden, destruirán a nuestro país como lo que conocemos. Cosas inimaginablemente malas pueden pasarle a nuestro país. Miren a Portland, donde sus políticos están ahí sin hacer nada mirando los 50 días de anarquía que lleva la ciudad. Ya mandamos ayuda. Miren a Nueva York, Philadelphia, Chicago. ¡No!", acusó Trump. 

    Etiquetas:
    George Floyd, manifestaciones de protesta, protestas, Estados Unidos, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook