En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Los hechos ocurrieron en 2017 en la localidad San Miguel de Allende (Guanajuato) y se alargaron por espacio de más de dos meses, durante los cuales la víctima, de nacionalidad francesa y 60 años de edad entonces, fue recluida en un angosto habitáculo y sometida a maltrato físico y psicológico.

    Comienza en la Audiencia Nacional de Madrid el juicio contra Isabel Mazarro Gómez de Santiago, ciudadana española mezclada en el secuestro y mutilación de una mujer francesa, Nancy Michelle Kendall, en el Estado mexicano de Guanajuato, a cuyo marido exigieron un rescate de seis millones de dólares. En 2018 se negó su extradición a México por su nacionalidad y arraigo en el país.

    La acusación de la Fiscalía estima que Isabel M.G.D.S. es la presunta autora de los delitos de detención ilegal, lesiones físicas, daño psicológico e integración en banda criminal, por lo que solicita 21 años de prisión para ella. Junto con otras personas y su marido (el chileno Raúl Julio Escobar Poblete, con una causa abierta ante la justicia de ese país) entre el 13 de marzo y el 30 de mayo de 2017 habría perpetrado el rapto y custodia de la víctima, así como la comunicación con su cónyuge, a quien le hicieron llegar correos electrónicos exigiendo el pago de 6 millones de dólares (unos 4,9 millones de euros al cambio).

    Forzada a escribir una carta dirigida a su marido y luego de amputársele un dedo, todo se torció para los secuestradores de N. M. Kendall cuando Raúl Julio Escobar fue interceptado mientras seguía con su vehículo a un taxi que en realidad portaba una caja con la carta y el miembro seccionado. Una vez detenido, los investigadores mexicanos se percataron de la orden que transfirió por teléfono a su esposa :

    "Saquen el paquete del cajón".

    Los secuestradores procedieron entonces a liberar a su víctima, tras saber que el marido de I.M.G.D.S. estaba arrestado y que el paquete con el dedo y la carta no habían llegado a su destino.

    En el momento de su detención, Escobar Poblete operaba con una identidad falsa, descubriéndose después que se trataba en realidad del comandante Emilio, un exmiembro de la organización Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), grupo chileno armado hasta 1999. La investigación considera probado que I.M.G.D.S. medió en la negociación del rescate, ejerciendo el papel de intermediaria, siendo su misión asegurar la recepción del dinero.

    Etiquetas:
    fiscalía, investigación, Audiencia Nacional de España, México, dedos, amputación, rescate, Guanajuato, secuestro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook