02:58 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Un Boeing 737 MAX 8 (archivo)

    Los aviones 737 Max de Boeing, inmovilizados hasta finales de 2019

    © AP Photo / Ted S. Warren
    Seguridad
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La flota global de los aviones Boeing 737 Max podría permanecer en tierra hasta finales de este año debido a un nuevo problema detectado por la Administración Federal de Aviación de EEUU (FAA), informó el diario The Wall Street Journal citando fuentes familiarizadas con el asunto.

    El 26 de junio, la FAA declaró haber "encontrado recientemente un riesgo potencial que Boeing debe mitigar".

    Según el ente, no hay una fecha fija para que los 737 Max retomen los vuelos. La FAA continúa evaluando la modificación del software a bordo, no ha terminado de elaborar aún los requisitos de capacitación necesarios y levantará la orden de prohibición sobre los vuelos de este modelo cuando estime que es seguro hacerlo.

    El problema recién detectado, según el periódico, consiste en el posible fallo de un chip del sistema de control de vuelo que podría causar un movimiento incontrolado de un panel en la cola del avión y apuntar la nariz hacia abajo.

    Te puede interesar: ¿Cómo funciona la caja negra de un avión y por qué es difícil de descifrar?

    Un funcionario de Boeing dijo que la empresa espera presentar el programa actualizado para el estabilizador MCAS, así como una solución para el nuevo problema en septiembre próximo.

    Después de eso, se requerirá un plazo de dos meses como mínimo para obtener la aprobación oficial de la FAA, lograr consenso sobre programas de capacitación adicionales para pilotos y asegurar que las aerolíneas realicen los controles y procedimientos de mantenimiento necesarios, siempre y cuando no haya que reemplazar el chip en el ordenador de a bordo.

    Dos catástrofes aparentemente similares en menos de cinco meses —de un vuelo de la compañía indonesia Lion Airen el mar de Java y de Ethiopian Airlines cerca de Adís Abeba, con 189 y 157 muertos, respectivamente— provocaron una cascada de suspensiones por parte de aerolíneas y reguladores del transporte aéreo, dejando en tierra la flota global de los 737 Max y provocando un desplome de las cotizaciones de Boeing en la bolsa.

    Además: Cero pedidos para Boeing en la primera jornada del Salón de Le Bourget

    De acuerdo con la investigación preliminar, los pilotos tuvieron dificultades con el software del estabilizador MCAS (siglas en inglés de Sistema de Aumento de las Características de Maniobras) y no lograron retomar el control de la aeronave.

    El sistema MCAS baja automáticamente la trompa del avión cuando los sensores detectan un ángulo de vuelo muy elevado que puede llevar a que la aeronave entre en pérdida.

    Boeing informó a mediados de mayo pasado que había completado el desarrollo de una actualización para el MCAS de los 737 Max, así como los ensayos del simulador correspondiente, y que sus pilotos habían realizado 207 vuelos de prueba con el nuevo software, de cara al proceso de certificación.

    Previamente comunicó que los pilotos podrán contrarrestar el sistema con el control manual o y que el MCAS se desactivará automáticamente cuando los sensores del flujo de aire a ambos costados de la aeronave ofrezcan lecturas muy distintas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik