20:49 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Las rejas de la cárcel (imagen referencial)

    Quién es Rocco Morabito, el peligroso mafioso italiano que se fugó en Uruguay (foto)

    CC BY 2.0 / Dave Nakayama / caged
    Seguridad
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    Nacido en una familia calabresa vinculada a la mafia 'Ndrangheta, el italiano pronto logró hacerse la fama de 'rey de la cocaína' en Milán. Tras pasar 20 años prófugo, fue detenido en Uruguay en 2017 pero logró escapar por un boquete mientras esperaba para ser extraditado.

    El nombre Rocco Morabito volvió a estar en las portadas de todos los medios en las últimas horas, luego de que la noticia de su escape de la cárcel en Uruguay tomara repercusión internacional. Sin embargo, la fama del prófugo italiano nació a mediados de los años 90, cuando comenzó a ser perseguido por la Policía y se ganó el mote del 'rey de la cocaína' en Milán, urbe que constituye el motor económico e industrial del país.

    Morabito nació el 13 de octubre de 1966 en la ciudad de Áfrico Nuovo, en la provincia de Reggio Calabria, región de Calabria. La vinculación con el crimen le llegó temprano, ya que su pariente Giuseppe Morabito ya era el líder de la organización criminal 'Ndrangheta, una de las más importantes de Calabria y de toda Italia.

    Cercano desde siempre al mundo del narcotráfico, fue ganando terreno en el mundo criminal y a sus 25 años ya se sumaba importantes negocios vinculados al tráfico de cocaína entre Suramérica e Italia. La Policía comenzó a seguir sus pasos y en 1995 Interpol emitió una orden internacional de captura de nivel rojo para detenerlo por varios delitos de tráfico de drogas.

    El paradero del italiano fue totalmente desconocido desde ese año. Incluso, la Policía internacional debió reiterar el pedido de búsqueda en 2008, dado que continuaba sin ser detenido. Mientras tanto, la Policía italiana seguía avanzando sobre otros miembros de la 'Ndrangheta como Giuseppe Morabito o Giuseppe Pansera, detenidos en esos años.

    El nombre Rocco Morabito volvió a sonar en 2017, cuando la Policía uruguaya consiguió detenerlo en Punta del Este, principal ciudad balnearia del país suramericano.

    Las autoridades uruguayas informaron en su momento que lograron dar con Morabito a partir de "indicios" que señalaban su posible estadía en Uruguay. Tras verificar las huellas de Morabito aportadas por Italia con los registros uruguayos, encontraron una coincidencia con un ciudadano llamado 'Francisco Antonio Capeletto Souza'.

    De acuerdo a los registros, Capeletto Souza había llegado a Uruguay en 2004, proveniente de Brasil. Desde que arribó al país, se instaló en Punta del Este y tramitó la ciudadanía uruguaya a partir de su identidad falsa conseguida en territorio brasileño.

    Si bien había tramitado su residencia en Uruguay bajo el apellido Capeletto, Morabito solía usar su identidad real en la vida cotidiana. De hecho, la hija del prófugo italiano había sido inscripta en una institución educativa del departamento de Maldonado bajo el apellido Morabito.

    La inscripción de la joven fue una de las pistas seguidas por la Policía, pero la posibilidad de que los centros educativos uruguayos no aporten ese tipo de información a la Justicia demoró la detención.

    Los investigadores decidieron esperar y finalmente lograron detener a Morabito el 1 de septiembre de 2017 en un hotel de Montevideo. Cuando fue detenido, el italiano llevaba consigo una pistola automática, 13 teléfonos celulares, varias fotografías para pasaporte, documentos uruguayos con identidad falsa y una importante suma de dinero en dólares y pesos uruguayos.

    Relacionado: "América Latina debe replantear su política penitenciaria y evitar el populismo penal"

    Desde su detención, el italiano fue derivado a la Cárcel Central de Montevideo, una prisión ubicada en la misma sede de la Jefatura de Policía de Montevideo, en pleno centro de la capital uruguaya. Las celdas ubicadas en esa dependencia están destinadas a presos por causas de gran trascendencia pública, delitos económicos o extranjeros que afrontan procesos de extradición.

    En efecto, en noviembre de 2017 el Gobierno italiano hizo la solicitud formal para extraditar a Morabito. Si bien los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y de Italia, Sergio Mattarella, habían firmado ese mismo año un nuevo acuerdo de extradición, no estaba vigente en Uruguay, por lo que aún regían las condiciones del antiguo tratado firmado en 1879 por el rey de Italia y el 'gobernador provisorio' de Uruguay.

    Como Morabito rechazó la extradición voluntaria, y su defensa apeló la decisión de la Justicia uruguaya de aceptar el pedido, el proceso de extradición se dilató. Un tribunal de apelaciones ratificó la extradición en abril de 2019 pero, al haber sido imputado en Uruguay por la falsificación de documentos, el italiano debía cumplir la pena en Uruguay antes de ser trasladado a Italia.

    La estadía de Morabito en la cárcel tampoco fue sencilla. A mediados de 2018, Morabito protagonizó un altercado con un guardia de la cárcel que le ordenó apagar un puro que el italiano fumaba dentro de la celda, durante una cena con otros reclusos.

    El italiano Rocco Morabito, prófugo de la Justicia italiana y fugado de una cárcel en Uruguay
    © Foto : Ministerio del Interior de Uruguay
    El italiano Rocco Morabito, prófugo de la Justicia italiana y fugado de una cárcel en Uruguay

    El italiano expulsó el humo en la cara del guardia y lo golpeó en la cabeza con una bandeja. El incidente motivó que Morabito debiera recibir atención médica. En ese momento trascendió la posibilidad de que el italiano fuera enviado a uno de los penales de máxima seguridad de Uruguay, aunque finalmente no sucedió.

    Tampoco se concretó una versión que indicaba que Morabito debía salir en libertad a mediados de 2018, producto del tiempo que llevaba con prisión preventiva. Esa posibilidad tampoco se concretó y el calabrés continuó en la cárcel hasta la madrugada del lunes 24 de junio, cuando escapó a través de un boquete.

    Etiquetas:
    Italia, mafia, Uruguay, cárcel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik