En directo
    Militares filipinos en un puesto de seguridad en la isla de Joló, Filipinas (archivo)

    Numerosos muertos tras una serie de explosiones en una catedral de Filipinas

    © AP Photo / Nickee Butlangan
    Seguridad
    URL corto
    1210

    El ataque se produce frente una catedral católica romana, en una isla del sur del país, donde los extremistas musulmanes son muy activos, afirmó Oscar Albayalde, jefe de la Policía Nacional de Filipinas.

    La policía revisó a la baja la cifra de muertos a causa de una doble explosión que ocurrió este domingo en Joló, capital de la provincia homónima del suroeste de Filipinas.

    "Al menos 20 personas — 15 civiles y cinco soldados — murieron por dos explosiones en la Iglesia de Nuestra Señora del Monte Carmelo", cita la cadena CNN Philippines a la Oficina Regional de la Policía de la Región Autónoma de Mindanao Musulmán.

     

    Más temprano se informó de 27 fallecidos y 77 heridos, sin embargo, el jefe de la policía regional, Graciano Mijares, aclaró que durante el recuento inicial algunas victimas fueron contadas dos veces.

    También se comunica que la mayoría de los heridos, 65 de los 81, son civiles; los restantes son 14 miembros de las Fuerzas Armadas de Filipinas y dos policías.

    ​Hasta el momento, ningún grupo insurgente reivindicó la autoría del ataque.

    La Presidencia de Filipinas, en una declaración citada por el canal CNN Philippines, condenó el atentado "en los términos más fuertes" y extendió sus condolencias a las familias de las víctimas.

    "Las autoridades están investigando este descarado ataque, incluida la identificación del grupo detrás de las explosiones", según el comunicado.

    Desde el año 2000, hubo al menos 10 ataques cerca de la catedral de Nuestra Señora del Monte Carmel en Joló o directamente dirigidos contra ella, según Rappler. Muchos de estos atentados fueron atribuidos al grupo yihadista Abu Sayyaf.

    El ataque se produjo casi una semana después de que una minoría musulmana de la nación predominantemente católica apoyara una nueva región autónoma en el sur de Filipinas, con la esperanza de terminar con casi cinco décadas de rebelión separatista que ha dejado a más de 150.000 víctimas mortales.

    El gobierno de la Región Autónoma del Mindanao Musulmán, en una declaración publicada en su página de Facebook, pidió "no hacer especulaciones sobre el incidente mientras la policía realiza su investigación".

    "Sigamos trabajando por la paz en la región. La violencia no debe disuadirnos de continuar nuestro trabajo para establecer una paz duradera en nuestra patria. Hacemos un llamado a la población para que mantenga calma y vigilancia. Haremos todo lo posible para trabajar con las demás autoridades para encontrar a los autores de esta atrocidad y llevarlos ante la justicia", señala la declaración.​

    La provincia de Joló es parte de la Región Autónoma del Mindanao Musulmán cuyo futuro se decide estos días en un plebiscito que podría derivar en la supresión de esta entidad y la creación de otra, la llamada Región Autónoma de Bangsamoro en el Mindanao Musulmán, con más territorios y y mayores poderes y fondos.

    Además: Filipinas prorroga por tercera vez la ley marcial en Mindanao

    La primera jornada del plebiscito tuvo lugar en varias áreas el 21 de enero; la segunda se desarrollará el 6 de febrero.

    La votación marca un hito importante para lograr una paz duradera en Mindanao, escenario de enfrentamientos entre militares y diversos grupos islamistas y terroristas desde 1969.

    La isla de Joló, en particular, ha estado en el foco de las autoridades durante mucho tiempo por la presencia de combatientes del grupo Abu Sayyaf, acusado de terrorismo por múltiples atentados, secuestros y decapitaciones. Se trata de un movimiento separatista cuyo escenario de operaciones se encuentra en el sur de Filipinas. El 23 de julio de 2014, su líder, Isnilon Totoni Hapilon, hizo un juramento de lealtad a Abu Bakr Al Baghdadi, líder del Estado Islámico.

    La mañana del 16 de octubre de 2017, Isnilon Totoni Hapilon fue asesinado en un operativo del Ejército filipino.

    Etiquetas:
    ataque terrorista, Filipinas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik