08:16 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Terremoto (imagen referencial)

    Sismo en Buenos Aires: "No es común pero tampoco anómalo"

    © AP Photo /
    Seguridad
    URL corto
    332

    Llegan los líderes y la tierra tiembla, así deben ser los comentarios entre los asistentes a la cumbre del G20, pero lo cierto es que el temblor de 3,8 que ocurrió en Buenos Aires en la mañana del 30 de noviembre, "no tiene mayor trascendencia".

    Federico Isla, director del Instituto de Geología de Costas y Cuaternario de Mar del Plata dijo a Sputnik que "a ambos lados del Río de la Plata hay fallas".

    "Este río corre entre fallas y es muy fácil verlo del lado uruguayo donde se ve que la costa es rocosa, y es más complejo hacer esta observación del lado argentino porque son sedimentos consolidados, viejos, donde no llega a haber roca", explicó Isla.

    A pesar de que 3,8 es una escala bastante pequeña para las magnitudes destructivas y de movimiento de un sismo, en la capital argentina este terremoto clasifica entre los tres más intensos de la historia de la provincia.

    Según el directivo, aparentemente tuvo el hipocentro del temblor en Lomas de Zamora, una ciudad ubicada en la zona sudoeste del Gran Buenos Aires, aunque según los reportes también se sintió en Mar del Plata con menor intensidad. Tuvo una duración de poco más de cuatro segundos sin réplicas.

    El Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres) de Argentina alertó de un posible nuevo movimiento sísmico en la ciudad y provincia de Buenos Aires a las 16:00 hora local (19:00 GMT) de una intensidad que podría llegar a 5,5 grados en la escala de Richter.

    "No obstante, un sismo en Buenos Aires no tiene mayor trascendencia, hay que estudiar para ver por qué ocurrió pero no es algo anómalo", sostuvo el experto.

    Te podría interesar: K107: el huevo de dinosaurio mexicano que te salvará de un terremoto (fotos y vídeos)

    Este tipo de terremotos en el Atlántico Sur son movimientos de intraplaca, que por lo general son más frecuentes en el límite entre la placa Sudamericana y la placa de Scotia, que abarca las Islas Georgia y Sándwiches. "Allí, aunque no son de mucha magnitud ocurren con bastante a menudo", aseguró Isla.

    La importancia ahora radica en conocer si existen fallas que no se habían detectado. "Seguramente los arroyos que corren hacia el noreste están surcando antiguas líneas de fallas, pero ahora se va a hacer un análisis a través de los registros sísmicos para ver dónde ocurrió y para explicar qué es lo que pasa en profundidad".

    Según explicó Isla, estos estudios se hacen cuando hay perforaciones profundas para determinar si hay diferencias en la altura de una formación geológica y su ubicación, que indiquen movimiento.

    El directivo aseguró que este movimiento no tiene relación con lo que comúnmente ocurre en Chile y en las provincias del oeste de Argentina, donde los sismos superan los 6 grados en la escala de Richter.

    En esa zona hay fallas que se reactivan además que se acumulan tensiones entre la placa sudamericana y la placa de Nazca. Y los menos frecuentes son los terremotos que se dan en zonas alejadas de esa interacción que llamamos terremotos de intraplaca, como el de este 30 de noviembre.

    A juicio de Isla, la gran incógnita es si estos terremotos del Atlántico Sur algún día podrán ser tan grandes como para ocasionar olas de tsunamis. "Hasta ahora no hay ninguna prueba de ello, mientras sean así profundos y poco enérgicos no hay problemas" afirmó.  

    En 2016 hubo dos sismos en la zona de Olavarría, al centro de la provincia Buenos Aires, con una magnitud en torno a los 4 puntos en la escala de Richter.

    Relacionado: "La cumbre en Buenos Aires es la más controvertida en la historia del G20"

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    actividad sísmica, sismólogos, réplica, terremoto, Buenos Aires, Argentina, América Latina