En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — El legislativo ecuatoriano aprobó con 71 votos a favor y 25 en contra un código de seguridad ciudadana que facilita la creación de un Servicio Civil de Protección que resguardará a altos funcionarios del Estado y que podrá usar armas previa autorización de las Fuerzas Armadas.

    "Esta será una entidad de carácter civil profesional, técnica y especializada en temas de protección de las más altas autoridades del Estado y de las instalaciones sedes de sus cinco funciones principales: ejecutiva, legislativa, judicial, electoral y de transparencia y control social", reza el texto aprobado.

    Para el oficialismo, ponente de la iniciativa, la creación de este servicio significará un ahorro y una optimización de recursos, y es que hasta la fecha 1.238 uniformados cumplen funciones de protección a las autoridades, entre los que constan efectivos de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, cuyo "entrenamiento está siendo subutilizado, representándole al Estado un coste no justificado de alrededor de 17,2 millones de dólares".

    Se calcula que el tiempo para la transición de funciones entre el personal de la policía y el ejército y el nuevo servicio de protección demorará 10 años, aproximadamente.

    La entidad estará adscrita al Ministerio del Interior y sus miembros podrán hacer uso de medios disuasivos y coercitivos de conformidad con la ley.

    Además del presidente y del vicepresidente, serán beneficiarios de este servicio los aspirantes a estos cargos y otras personas que, a razón de su perfil y después de un análisis de riesgos, requieran dicha protección.

    Los legisladores de la oposición consideran que la creación de este cuerpo civil es peligrosa, especialmente porque sus integrantes podrán usar armamento, aunque únicamente con la autorización de las Fuerzas Armadas.

    El asambleísta del Partido Social Cristiano Alfredo Serrano dijo a Sputnik que "es penoso y lamentable que en el siglo XXI estemos hablando de tener cuerpos civiles armados con el pretexto de precautelar la seguridad de las autoridades que dirigen el Estado, cuando este trabajo siempre ha estado en manos de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional".

    Asimismo, el parlamentario Luis Fernando Torres, también socialcristiano, opina que este nuevo grupo de protección se convertirá en una "fuerza parapolicial" que "sería la quinta organización armada que se crea en el Ecuador y no por mandato constitucional sino por mandato de una ley".

    "Dios no quiera que dependa esta fuerza armada de algún sanguinario, que por suerte en la vida llegara a ocupar esa función, no ha pasado en el país pero podría pasar", advirtió Torres durante el segundo debate de la propuesta.

    Por su parte, la oficialista Dora Aguirre invitó a los opositores y a los medios de comunicación a informarse correctamente y es que "en el documento oficial consta que el servicio de protección pública es de carácter civil y responderá a una institución superior".

    Los integrantes del servicio de protección serán personas que, cumpliendo los requisitos físicos, psicológicos, académicos y técnicos, hayan aprobado las pruebas integrales de control y confianza, además de cursos de capacitación y formación y cuyas edades oscilarán entre 18 y 24 años.

    La ley aún debe ser aprobada por el presidente antes de ser publicada en el Registro Oficial.

    Además:

    Parlamento saliente de Ecuador asegura haber cumplido con 95% de sus metas
    Cuánto gastan los países de América Latina en armamento
    Etiquetas:
    protección, seguridad, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook