19:33 GMT +307 Diciembre 2019
En directo
    Voluntarios practican respuesta a un ataque químico, Alepo, Siria

    "Consejo de Seguridad de la ONU encubre ataques químicos en Siria"

    © AFP 2019 / Jim Lopez
    Seguridad
    URL corto
    4108
    Síguenos en

    Siria envió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y otros organismos internacionales cientos de cartas con información sobre ataques químicos en 2013, pero fueron ignorados, dijo el representante permanente de la nación árabe ante la ONU, Bashar Jaafari.

    En una entrevista que el propio Jaafari concedió a Sputnik, el diplomático afirmó que el caso de las armas químicas fue inicialmente fabricado para ejercer presión sobre el Gobierno sirio.

    "Después del primer ataque químico en el Khan al-Asal en [la gobernación de] Alepo, me dirigí al secretario general de la ONU para solicitar asistencia al Gobierno sirio y encontrar respuesta a si el ataque químico de verdad tuvo lugar y quién estuvo detrás de esto".

    Reacción 'rara'

    Según Jaafari, Ban Ki-moon tomó nota y se había retirado para consultar con los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Tres horas más tarde volvió y le respondió: "comuníquele a su Gobierno que ayudaré a enviar una delegación de expertos para la investigación del ataque químico en Khan al-Asal. Pero no puedo ayudarle a determinar quién está detrás del ataque".

    Desde ese momento, para el diplomático sirio quedó claro que alguien del Consejo de Seguridad de la ONU estaba interesado en ocultar a los atacantes por alguna razón.

    Cuatro meses después, por fin, se acordó enviar a Ake Sellstrom, académico noruego y experto en armas químicas, a la cabeza de un equipo de investigadores.

    Coincidencia cómoda

    El mismo día que Sellstrom se preparaba para partir a Khan al-Asal desde Damasco, tuvo lugar un segundo ataque en Guta Oriental, después del cual empezó la campaña política y mediática contra Siria. Jaafari opina que el ataque a Guta tenía como meta distraer la atención de Sellstrom sobre Khan al-Asal y centrar su atención sobre Damasco. Objetivo exitoso, puesto que el enviado de la ONU aún hoy no ha logrado acceder a Khan al-Asal.

    El Gobierno sirio ha enviado cientos de cartas al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, diferentes misiones de investigación, además de al conocido como Comité 1540 (referente a la Resolución 1540 del año 2004, que obliga a los Estados miembros de la ONU a no apoyar a ningún organismo extragubernamental que trate de desarrollar, adquirir o emplear armas nucleares, químicas o biológicas).

    Sin embargo, continua Jaafari, la información presentada en las cartas no ha sido tomada en consideración, como tampoco ha sido publicada por los medios de comunicación.

    Los terroristas se entrenaban para usar armas químicas

    El embajador destaca en particular el caso en el que los yihadistas habían viajado de Libia a Turquía con dos litros de sarín, sin contratiempo alguno. Los terroristas habían experimentado las consecuencias del uso de gas tóxico en conejos, en la base turca de Gaziantep, cerca de la frontera con Siria.

    El vídeo del proceso y los testimonios había sido subido a sus cuentas por los propios yihadistas, acompañado con el siguiente comentario: "hoy lo probamos sobre conejos, mañana lo probaremos sobre el Ejército sirio".

    "¿Acaso este caso fue inventado en el planeta Marte? Les hemos proporcionado esta información. ¿Cómo puede justificar el traspaso de armas por la frontera turca hacia Siria bajo el pretexto de que es ayuda humanitaria? El caso fue revelado en la propia Turquía, después de lo cual Erdogan decretó encarcelar a 18 oficiales del Servicio Aduanero y despidieron a cuatro jueces, porque habían demostrado el paso de armas en estos camiones con 'ayuda humanitaria'".

    Jaafari destaca que, si bien los casos de los ataques químicos no han sido investigados, es por falta de voluntad política, no por falta de información. Tanto el Gobierno sirio como el ruso han proporcionado a diferentes organismos material suficiente como para poder sacar conclusiones.

    Las iniciativas de resolver los casos han encontrado una fuerte resistencia por parte de Turquía, Arabia Saudí y Catar, así como por parte de ciertos países occidentales, como Francia, concluyó el diplomático.

    Además:

    El partido prokurdo turco condena la operación militar de Ankara en Siria
    Daesh abandona la ciudad siria de Yarábulus
    Alianza de Rusia con Irán y China preocupa a EEUU y la OTAN
    Etiquetas:
    terrorismo, armas químicas, ONU, Bashar Jaafari, Ban Ki-moon, Guta Oriental, Damasco, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik