01:56 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    Ensayo nocturno del desfile militar en la Plaza Roja

    'La inminente invasión rusa de Polonia' hace reír a los analistas

    © Sputnik / Alexander Vilf
    Seguridad
    URL corto
    2272
    Síguenos en

    Los analistas rusos, desconcertados por la sugerencia del excomandante en jefe de la OTAN acerca de que Moscú se prepara para una invasión relámpago de Polonia, se preguntan: "¿para qué diablos Rusia necesitaría Polonia?"

    La semana pasada, un alarmante informe publicado por el centro analítico estadounidense Atlantic Council, estalló en los medios, ya que insta a la OTAN a "aumentar de manera significativa la presencia de tropas [de la Alianza] en Polonia" y hacer frente a un ataque furtivo de Rusia. El informe, escrito por el excomandante en jefe de la OTAN, general Richard Shirreff, advirtió que Rusia es obviamente "capaz de sorprender a Occidente… lo que llevaría a unas consecuencias potencialmente devastadoras para la Polonia oriental y unas consecuencias fatales para la Alianza".

    El informe también sugiere que incluso si Moscú no está interesado en una confrontación directa con la alianza en este momento, "esto puede cambiar inesperadamente de un día para otro, y puede hacerse realidad con gran velocidad, siguiendo los planes ya preparados".

    Según el experto del Atlantic Council, el retorno de Crimea a Rusia en 2014, la cual calificó de 'anexión', demuestra lo rápido que Rusia es capaz de actuar. ¿Cuál es la conclusión del informe? Pues, que la OTAN debe ser capaz de responder a un ataque relámpago del Kremlin con toda su fuerza. Esto, según el informe, incluye posibles ataques contra el metro de Moscú, la red eléctrica de San Petersburgo y el medio ruso multilingüe RT.

    Por otra parte, el informe sugiere que "Polonia [también] debe declarar que, en caso de ataque, se reserva el derecho de enviar fuerzas de operaciones especiales al territorio ruso, como la ciudad de Kaliningrado, con el fin de ayudar a destruir objetivos de alto valor, por ejemplo, el Pántsir y otras baterías de misiles".

    Lea también: Rusia suspende el tránsito fronterizo entre Kaliningrado y Polonia

    Curiosamente, la histeria del informe del Atlantic Council no se limita a los estudios de los centros basados en Washington. El mes pasado, el asesor del secretario de Defensa de EEUU, Michael Carpenter, advirtió que Rusia podría derrotar a la OTAN en tan sólo 60 horas.

    Lógicamente, Moscú trató de apagar el fuego de la retórica de los expertos occidentales.

    El ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, tuvo que reiterar el mes pasado que Rusia nunca atacaría a ningún país de la OTAN.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, fue aún más contundente, al calificar como una "pseudoanálisis de locos" el informe del centro analítico estadounidense Atlantic Council.

    Por su parte, los analistas rusos se quedaron muy sorprendidos por los temores de una invasión rusa de Polonia. La pregunta central que acompañaba sus deliberaciones fue simple: "¿Por qué diablos Moscú necesitaría invadir Polonia?".

    El experto político, Vadim Trujachev, en una entrevista para el diario digital independiente ruso Svobodnaya Pressa, afirmó que la razón de la histeria que proviene de los principales centros de estudios de Estados Unidos es obvia: "tienen que justificar sus sueldos, —aparentar- que en realidad están haciendo un trabajo importante".

    Al mismo tiempo, el experto señaló que los círculos de expertos occidentales están "dominados por personas cuya visión del mundo se formó durante la Guerra Fría. Por esta razón, ellos creen que la principal amenaza para EEUU y la OTAN proviene de Rusia, y que Occidente debe estar preparado para una guerra contra Moscú".

    Sin embargo, surge la pregunta: ¿por qué Polonia? Es que no es de ningún interés estratégico para Rusia, ni tan siquiera la población es rusoparlante. No obstante, es seriamente considerado como un objetivo. Trujachev mencionó entre las posibles razones la proximidad a la región de Kaliningrado, el papel de Polonia como el país más grande de Europa del Este, una larga historia de malas relaciones entre ambos países, y la construcción de la base antimisiles en el país.

    "Pero todos estos argumentos también son del reino de la fantasía. Para Rusia no hay absolutamente ningún sentido en el ataque contra Polonia. El país no cuenta con recursos minerales, ninguna industria importante ni puntos estratégicos. Por el contrario, tiene 40 millones de población hostil. Se trata de un país con una historia propia de muchos siglos, su propia lengua y una religión diferente a la nuestra. Polonia era una carga pesada, que de hecho contribuyó a destruir el Imperio ruso. Las autoridades rusas no van a repetir los errores de hace siglos".

    Respondiendo a la pregunta de si alguien en Polonia realmente cree en una inminente invasión rusa, Trujachev señaló que por desgracia, la propaganda puede ejercer una influencia muy fuerte. "La idea de una 'Rusia aterradora' que vendrá para invadir Polonia está fomentada por el partido gobernante 'Ley y Justicia'. Dentro de ese partido destacan el ministro de Defensa Antoni Macierewicz y el canciller Witold Waszczykowski por sus regulares comentarios antirrusos".

    "Son unos rusófobos totales con una imaginación deformada que ven una 'amenaza rusa' por todos lados… Lo hacen para desviar la atención de los polacos ordinarios de una política económica no muy exitosa, y para que la UE y la OTAN le den dinero extra a Polonia. Además de su proximidad a Rusia, Polonia no tiene realmente ningún as en la política exterior".

    ¿Es Rusia una amenaza real?
    © Sputnik / Vitaly Podvitski
    ¿Es Rusia una amenaza real?

    Trujachev sostuvo que actualmente "en Polonia, en diversos grados, más del 80% de la población tiene miedo de Rusia. Teniendo en cuenta una historia complicada de los dos países, esto es bastante comprensible. Sin embargo, las cifras de los que creen en la posibilidad de una guerra entre Rusia y Polonia es mucho menor. La idea de transformar a Polonia en una arena para las operaciones de combate encuentra poca simpatía en la sociedad polaca, y la mayoría de los polacos no quieren guerra con Rusia por ninguna razón".

    En lo que se refiere a los batallones de la OTAN desplegados en Polonia y el Báltico, el politólogo lo comparó con el fenómeno de los animales salvajes que marcan su territorio. "Su propósito es mostrar a Rusia quién es el jefe de la región. Al mismo tiempo, los polacos y los bálticos quieren estar seguros de que no van a ser abandonados ante la 'aterradora Rusia'".

    Trujachev señaló que "Polonia y los países bálticos van a obtener un cierto nivel de seguridad por parte del despliegue de estos batallones en sus territorios. Por otro lado, también se arriesgan a convertirse en el blanco. Pues, si una verdadera guerra estallara, no quedaría nada de todo el Báltico y la mitad de Polonia".

    Por desgracia, el experto advierte que el mito sobre la "amenaza rusa" seguirá viviendo en Occidente mucho tiempo, y todavía más en Polonia. Para acabar con este mito Rusia tiene que trabajar más activamente con la sociedad civil de los distintos países, entre ellos Polonia. "Tenemos que mostrar la imagen real de Rusia, sin misiles, vodka ni osos".

    Asimismo, Stanislav Byshok, analista político de la organización internacional de supervisión CIS-EMO, hizo hincapié en que es muy posible que los analistas mismos no crean en sus hipotéticos guiones. Otra cosa es que estos estudios vengan a un terreno preparado por los temores de Polonia y el actual empeoramiento de las relaciones entre Occidente y Rusia.

    Tema: Relaciones Rusia-OTAN

    Byshok también señala que la presentación de Rusia como una amenaza, igual a la del terrorismo o algún otro problema global, es perjudicial, pero racional desde el punto de vista de los funcionarios occidentales.

    "En la psicología, existe un término llamado 'el narcisismo de las pequeñas diferencias', que describe la idea de que entre 'las comunidades con culturas similares surgen brotes de hostilidad mutua y masacres con mayor frecuencia que entre aquellos que son completamente diferentes'".

    El analista enfatiza que este término se ajusta a la relación entre Rusia y Occidente.

    "Los rusos, que también somos cristianos y europeos, pero un poco diferentes a los europeos occidentales encajamos mejor para el papel del 'enemigo' que los islamistas barbudos procedentes de los desiertos de Oriente Próximo", concluyó.

    Además:

    La OTAN, preocupada por la rusofobia de Polonia
    Polonia anuncia su disposición de reanudar el diálogo social con Rusia
    Exministro polaco tacha de repugnante al ministro de Defensa por sus palabras sobre Rusia
    Etiquetas:
    propaganda antirrusa, amenaza, invasión, OTAN, Rusia, Polonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik