En directo
    Seguridad

    Un dron controlará los disturbios del siglo XXI

    Seguridad
    URL corto
    0 22

    Imagine unos disturbios en los que la multitud no se enfrenta con la policía, sencillamente porque los agentes no están allí sino cómodamente sentados al mando de sus ordenadores portátiles. Puede sonar caótico pero podría ser el futuro de la seguridad y control de manifestaciones en el siglo XXI.

    "Nos dimos cuenta que cuando la policía antidisturbios llega a una protesta normalmente los niveles de violencia se disparan", explicó a Sputnik Nóvosti Hennie Kieser, director de la empresa sudafricana Desert Wolf que desarrolla el dron llamado Skunk Riot Control Copter (SKRCC).

    A pesar de contar con uno de los menores stands de la feria Defense & Security LAAD 2015, que se desarrolla hasta el 17 de abril en Río de Janeiro (Brasil), podría ser la mayor puerta al futuro de la seguridad y control de masas en este siglo.

    Cargado con cuatro cañones de "paint ball" con capacidad para disparar 20 bolas de plástico por segundo en cada uno de ellos y una munición de 4.000 proyectiles, este dron impulsado por 8 potentes motores de hélice eléctricos "podría ser enviado como avanzadilla de las fuerzas policiales en protestas violentas o como alternativa al tradicional cuerpo a cuerpo de los antidisturbios", declaró el sudafricano.

    Skunk Riot Control Copter (SKRCC)
    Skunk Riot Control Copter (SKRCC)

    "No solamente se trata de disparar munición disuasoria sobre las personas, el dron será capaz de comunicarse con los manifestantes en nombre de la policía y ayudar en la identificación de vándalos entre las masas", insiste Kieser quien recuerda que además de los cañones, el aparato estará equipado con cámaras full HD y/o térmicas, potentes altavoces, aerosoles de pimienta y un sistema láser para cegar a los manifestantes.

    Skunk Riot Control Copter (SKRCC)
    Skunk Riot Control Copter (SKRCC)

    Por si fuera poco, el sistema permite que los proyectiles marquen con color rojo a los manifestantes armados, azul a los que promueven actos vandálicos o incluso, utilizar bolas luminiscentes para que actúen como trazadoras e indiquen la posición de los manifestantes a la policía en caso de confrontación nocturna.

    Entre los primeros clientes de Desert Wolf destacan países como Turquía o la India, aunque son las compañías mineras internacionales que operan en Sudáfrica las que se han destacado como principales clientes del aparato valorado en 40.662 dólares la unidad. Sin embargo, las restricciones en algunos países al vuelo de drones podría ser un grave impedimento para el futuro del Desert Drone.

    Solamente en Brasil, al menos 3 casos de vuelos con drones estarían siendo investigados por el Departamento de Control del Espacio Aéreo de la Fuerza Aérea (FAB). El último de ellos ocurrido el pasado Carnaval de Río de Janeiro cuando la escuela de samba Portela utilizó varios drones para su desfile en el Sambódromo generando gran controversia.

    "Somos conscientes de las restricciones a este tipo de tecnología en muchos países pero se trata de legislaciones muy poco actuales que deberán progresivamente ir dando paso a excepciones como en los casos de cuerpos policiales y empresas de seguridad", concluyó Kieser quien se muestra seguro de que varios países de América Latina podrían ser potenciales compradores del Desert Wolf durante el LAAD 2015

    Etiquetas:
    drones, Skunk Riot Control Copter, LAAD 2015, Desert Wolf, Hennie Kieser
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik