En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El Gobierno usa la ley de Espionaje como un martillo para intimidar y obligar a declararse culpable, dijo en una entrevista a Sputnik tras salir de prisión el exfuncionario de la CIA John Kiriakou, condenado por revelar las torturas realizadas por la Agencia.

    "La Ley de Espionaje se ratificó en 1917 para detener a saboteadores alemanes", explicó Kiriakou en una entrevista a Sputnik news. "Es anacrónica. No se pensó para enjuiciar a personas que revelen información a la prensa, sino que para castigar a quienes cometan traición contra EEUU vendiendo información secreta para beneficio propio", subrayó.

    Además, señala que la práctica del Estado de acumular cargos se emplea para obligar a los acusados a aceptar acuerdos extrajudiciales.

    Kiriakou cita un estudio de ProPublica que indica que más del 90% de los acusados a nivel federal nunca llevan su caso a juicio porque aceptan acuerdos. En su caso particular, Kiriakou se enfrentaba tal número de acusaciones que se vio obligado a aceptar la oferta de la fiscalía.

    "Hay un problema en el sistema judicial estadounidense. Lo que hace el Departamento de Justicia fue acumular tantos cargos que terminé arriesgándome a 45 años de cárcel por hablar con la prensa", dijo Kiriaku. "Habría pasado el resto de mi vida en la cárcel, y luego la fiscalía te dice "o si quieres, puedes aceptar nuestra oferta, te declaras culpable de un solo crimen y pasas solo dos años en la cárcel".

    El exfuncionario de la CIA, John Kiriaku salió en libertad el 4 de febrero pasado luego de estar dos años y medio en prisión. Fue quien sonó la alarma y expuso a la luz pública el programa de torturas en el marco de la Guerra contra el Terrorismo de George W. Bush.

    Antesala de la sede de CIA, Virginia, EEUU
    © REUTERS / Larry Downing

    Fue sentenciado a 30 meses de prisión en 2013 y se declaró culpable de confirmar a la prensa la identidad de un oficial encubierto, aunque el periodista no publicó esta información.

    Sus partidarios insisten que el gobierno de Obama buscó hacer de Kiriaku un ejemplo en su lucha contra denunciantes de crímienes del Estado y que el castigo fue injusto.

    Kiriaku fue el primer funcionario de la CIA que confirmó públicamente el uso por parte del gobierno de Bush de la técnica de tortura conocida como submarino.

    Además:

    ONG de EEUU pide a Obama investigar a funcionarios que hayan cometido tortura
    Wikileaks revela las pautas de la CIA a sus agentes para superar interrogatorios
    El director de la CIA explica los abusos
    El informe sobre torturas revela que la CIA se extralimitó
    Etiquetas:
    CIA, George Bush, John Kiriaku, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook