Pata de oso, plato tradicional de la cocina mordovina

Saransk

Los habitantes de la república de Mordovia son los pueblos moksha y erzia. Hablan lenguas afines que forman parte del grupo ugrofinés, lo que los convierte en parientes lejanos de los finlandeses y los húngaros. Sin embargo, la cocina de Mordovia es especial y tiene sus particularidades culinarias. Nuestra recomendación para los visitantes de la ciudad es no desaprovechar la ocasión de probar platos de la cocina típica.

Qué comer

Poza, una bebida con poco alcohol, llamada a veces kvas mordovino
© Sputnik / Alexey Kudenko
'Pata de oso'

Los mordvinos tienen una leyenda: en los tiempos antiguos, los jóvenes, antes de desposar a una muchacha, tenían que demostrar que eran todos unos hombres y eran dignos de ella. Los jóvenes de dirigían al bosque y a modo de prueba de su valentía llevaban a la mesa nupcial una pata de oso.

Hoy los osos están incluidos en Mordovia en el Libro Rojo. Por ello la pata de oso se cocina con otros ingredientes y se prepara para otras ocasiones, además de las bodas. La receta es la siguiente: se toma hígado vacuno, carne de cerdo, picatostes y cebolla. Todo es untado con huevo batido, frito, estofado y colocado en los platos en forma de una pata de oso. El plato es servido tal cual o con pepinillos en vinagre, patatas asadas y mantequilla.

En Mordovia se suele invitar con carne de cerdo proveniente de numerosas granjas locales y también con carne de jabalí. Los jabalíes, dicho sea de paso, no son pocos en estas tierras.

  • 'Poza'

Durante la comida se suele tomar poza, una bebida con poco alcohol, llamada a veces kvas mordovino. Tiene tantos siglos de historia que hasta fue sacrificado a los dioses paganos.

Con mayor frecuencia la bebida se obtiene de la remolacha azucarera macerada con levadura. A veces se aprovecha el pan de centeno y en este caso el sabor es muy parecido al kvas. La bebida se fermenta en casa y luego es enviada a los restaurantes de Saransk, porque se considera que es imposible de obtener industrialmente.

  • 'Pandzhakai'

Los pasteles con relleno son típicos en muchas cocinas del mundo. El mordovino se llama pandzhakai y lleva patata y cebolla.

Puede ser un plato aparte o servirse combinado con huevos cocidos, mermelada casera, miel, nata agria y crepes de mijo.

  • 'Pachat'

Para postre le esperan a uno crepes de mijo. La harina se mezcla con agua y levadura y se deja macerar. Se hace la papilla que luego es removida y frita en forma de crepes. Son gordos y llenan mucho, servidos con mermelada o miel. Los cocineros de los restaurantes de Saransk recomienda acompañan este plato con poza.