En directo
    Salud
    URL corto
    1941
    Síguenos en

    Mientras exista un alto riesgo de contagiar un virus, es necesario entrenar la garganta para que reaccione ante el peligro, señaló en declaraciones a Sputnik el médico Vladímir Záitsev.

    Los virus y las bacterias entran en nuestro cuerpo a través de las vías respiratorias superiores, incluyendo la garganta. En la faringe, tienen que pasar por el anillo de Waldeyer o un conjunto de estructuras de tejido linfoide, formado por amígdalas palatinas, linguales, faríngeas —también llamadas adenoides— y tubáricas.

    Si la inmunidad de este anillo es buena, la infección se elimina, explicó a la agencia Záitsev, doctorando en Ciencias Médicas.

    Y para mejorar la inmunidad de la garganta, el médico recomendó usar la llamada técnica escandinava: congelar en unos moldes pequeños el jugo de mango, de naranja, de limón o de pomelo y luego chupar estos cubitos. 

    "Hay mucha vitamina C en los cítricos que fortalece la membrana mucosa, y con el hielo entrenamos la parte posterior de la garganta, nuestro tejido linfoide", explicó el médico.

    Es importante entender que esta técnica sirve solo para prevenir las enfermedades infecciosas y las inflamaciones del tracto respiratorio superior, pero en ningún caso se usa para tratarlas, advirtió Záitsev.

    Tampoco es adecuada esta técnica para quienes sufren subatrofia y atrofia de la parte posterior de la garganta.

    Etiquetas:
    sistema inmune, bacterias, prevención, virus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook