En directo
    Salud
    URL corto
    0 32
    Síguenos en

    La India aprobó la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford y se está preparando para dar luz verde a otras tres vacunas, incluyendo dos desarrolladas localmente y la Sputnik-V de Rusia que pronto se producirá por cuatro grandes fabricantes indios.

    El ministro de Información y Radiodifusión indio, Prakash Javadekar, confirmó este 2 de enero la aprobación de la vacuna de AstraZeneca para su uso de emergencia en el país.

    Ha habido incertidumbre sobre esta vacuna, ya que los datos publicados en The Lancet en diciembre mostraron que dos inyecciones completas tenían una eficacia del 62,1%, el índice más bajo mostrado por las vacunas aprobadas en todo el mundo.

    Desde entonces, AstraZeneca se ha asociado con el fabricante de la Sputnik V, cuya inoculación demostró tener una eficacia del 91,4%, según el análisis de los datos del punto de control final de los ensayos clínicos, para aumentar finalmente la efectividad de sus inyecciones a más del 90%.

    El ministro indio también informó que al menos otras tres vacunas están a punto de ser aprobadas en la India —COVAXIN de la india Bharat Biotch, ZyCoV-D de la también local Zydus Cadila y la Sputnik-V de Rusia—. 

    El director general del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kiril Dmítriev, había declarado antes que cuatro grandes fabricantes indios tienen la intención de producir alrededor de 300 millones de dosis de la Sputnik V este año 2021.

    La India ha registrado hasta ahora más de 10,3 millones de casos de COVID-19, la segunda cifra más alta después de la de Estados Unidos, y casi 150.000 muertes, según las estadísticas de la Universidad Johns Hopkins.

    A diferencia de la vacuna británico-sueca, la Sputnik V se basa en el uso de la tecnología de vectores de adenovirus humano, que ha ido cobrando impulso desde los años 80 del siglo pasado y que ha demostrado repetidamente su seguridad y eficacia en múltiples estudios.

    Mientras tanto, la vacuna de AstraZeneca se basa en la tecnología del adenovirus de chimpancé, lo que ha causado desconfianza entre muchos, que han sugerido que debería ser probada durante más tiempo y más a fondo para sentar las bases para una nueva vacuna humana.

    La Sputnik V, que a diferencia de algunos rivales puede almacenarse a temperaturas más fácilmente alcanzables —entre dos y ocho grados centígrados—, es producida por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya, una institución de investigación líder en el mundo fundada en 1891.

    El centro de investigación recibió recientemente una patente internacional para una vacuna contra el Ébola que se basa en el mismo vector de adenovirus que se utiliza en la producción de la Sputnik V.

    Etiquetas:
    aprobación, Rusia, Universidad de Oxford, AstraZeneca, vacuna contra coronavirus, Sputnik V (vacuna), la India
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook