En directo
    Salud
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las personas vacunadas con el fármaco ruso anti-COVID Sputnik V deben tener la posibilidad de viajar libremente entre regiones y países, declaró el director del Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, que desarrolló la vacuna, Alexandr Guintsburg.

    "Pueden viajar de manera absolutamente libre, y si inicialmente tienen buenos títulos protectores altos [de anticuerpos], pueden circular libremente, y dado que ahora hay mucho virus alrededor, estimulará constantemente su sistema inmunológico, y estos títulos se mantendrán a un nivel muy alto durante mucho tiempo", dijo Guintsburg a Sputnik.

    Agregó que el cierre de las fronteras como medida para combatir la propagación del COVID-19 se ha agotado, ya que el carácter importado de la infección ya no juega el papel principal.

    "Por lo tanto, se hizo muy difícil manejar el proceso epidemiológico que adquirió carácter masivo", subrayó Guintsburg.

    Además, el experto aseguró que el coronavirus no puede adquirir resistencia a los anticuerpos dada la "diversidad del sistema inmune humano".

    Precisó, asimismo, que no hay necesidad de cambiar la vacuna ante las posibles mutaciones del COVID-19, ya que su evolución es más parecida al sarampión y no a la influenza.

    "Lo más probable es que la evolución esté ocurriendo como la del virus del sarampión. Y el virus del sarampión nunca ha cambiado, aunque es una enfermedad grave, especialmente si uno no se vacuna", agregó Guintsburg.

    Ensayos de Sputnik V

    El Centro Gamaleya no ha recibido por ahora el permiso para realizar ensayos de la vacuna en niños y mujeres embarazadas, afirmó a Sputnik el director del centro Alexandr Guintsburg.

    "El centro de evaluación de medicamentos nos respondió: 'Cuando terminen con los adultos, se podrá obtener el permiso para niños y mujeres embarazadas'", afirmó Guintsburg.

    El pasado 11 de agosto Rusia registró la primera vacuna contra el COVID-19, llamada Sputnik V y desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya en cooperación con el Fondo Ruso de Inversión Directa.

    El fármaco usa dos vectores diferentes basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y prolongada que las vacunas basadas en un mismo vector para dos dosis, según los desarrolladores. Se deben administrar dos dosis para generar una respuesta inmune.

    Etiquetas:
    COVID-19, vacuna contra coronavirus, coronavirus, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook