En directo
    Salud
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Un paciente típico de COVID-19 es más contagioso justo antes de presentar los síntomas, afirma un nuevo estudio que analiza los datos de los pacientes chinos en los primeros meses de la pandemia. Al mismo tiempo, los autores afirman que las personas tenían menos probabilidades de infectarse en los centros de salud.

    Los científicos chinos en colaboración con varios especialistas de instituciones estadounidenses analizaron los datos epidemiológicos detallados de 1.178 personas infectadas por el SARS-CoV-2 y sus 15.648 contactos cercanos. Los casos, recopilados por el centro de control y prevención de enfermedades de Hunan en China, se registraron entre el 16 de enero y el 3 de abril de 2020.

    Según el estudio, publicado en la revista Science, el 80% de las infecciones secundarias se deben al 15% de las infecciones primarias de SARS-CoV-2.

    "El perfil de infecciosidad reconstruido de un paciente típico de SARS-CoV-2 alcanza su punto máximo justo antes de la presentación de los síntomas", dice la investigación.

    El estudio confirma que el riesgo de transmisión aumenta con la duración de la exposición y la proximidad de las interacciones sociales.

    De acuerdo con los autores, las personas tenían menos probabilidades de infectarse en los centros de salud, donde se observaban medidas de protección, seguidos de los medios de transporte público y los restaurantes y cafeterías. 

    El estudio muestra que la probabilidad de transmisión del virus aumentaba cuando la persona se comunicaba con un gran número de parientes y era mayor cuando vivía con un miembro de la familia infectado.

    "Encontramos que los contactos en el hogar son los que plantean el mayor riesgo de transmisión, seguidos de los contactos con la familia extendida, los contactos sociales y comunitarios", reza el estudio.

    El período de confinamiento y cuarentena, según los investigadores, aumenta el riesgo de transmisión en la familia y los hogares, pero, al mismo tiempo, reduce los riesgos en todos los tipos de contactos.

    "En la práctica, la lucha contra las epidemias no es realista si las únicas medidas que se aplican son el aislamiento de los casos y la cuarentena de los contactos cercanos", advierten los autores.

    Los científicos admiten que estas medidas son eficaces para reducir la transmisión del SARS-CoV-2 especialmente en las primeras etapas de la infección. Sin embargo, para lograr el control de la epidemia, es necesario que se complementen con medidas adicionales a nivel de la población, como el aumento del teletrabajo, la reducción del funcionamiento en la industria de servicios o la adopción más amplia de mascarillas.

    Etiquetas:
    coronavirus, transmisión, fuente, contactos, pandemia de coronavirus, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook