En directo
    Salud
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    ONU (Sputnik) — Las muertes a causa del sarampión en 2019 aumentaron un 50% desde los niveles de 2016, y la pandemia de coronavirus de este año amenaza con otro aumento en los casos al reducir los programas de vacunación mundial, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en un comunicado.

    "Antes de que hubiera una crisis de coronavirus, el mundo estaba lidiando con una crisis de sarampión y no ha desaparecido", dijo la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, en el comunicado.

    Agregó que "si bien los sistemas de salud se ven afectados por la pandemia de COVID-19, no debemos permitir que nuestra lucha contra una enfermedad mortal se produzca a expensas de nuestra lucha contra otra".

    El comunicado citó un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que registró 207.500 muertes por sarampión en 2019, el número más alto en 23 años y un aumento del 50% desde 2016.

    Aunque los casos reportados de sarampión son más bajos en lo que va de 2020, los esfuerzos para controlar el COVID-19 han resultado en interrupciones en la vacunación y paralizado los esfuerzos para prevenir y minimizar los brotes de sarampión, según el comunicado.

    En noviembre, más de 94 millones de personas estaban en riesgo de perder vacunas debido a las campañas pausadas contra el sarampión en 26 países, muchos de los cuales ahora experimentan brotes en curso, agrega la declaración.

    De esos países, solo ocho (Brasil, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Etiopía, Nepal, Nigeria, Filipinas y Somalia) reanudaron sus campañas de vacunación después de retrasos iniciales.

    Etiquetas:
    ONU, sarampión
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook