En directo
    Salud
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    Los científicos han identificado dos factores claves que impulsan la formación de células cancerosas en el cuerpo. Al frenar estos procesos se podría prevenir el desarrollo de la enfermedad, señalan los especialistas.

    Durante muchos años, los investigadores han asumido que el desarrollo de todos los tipos de cánceres se rigen por un conjunto común de procesos fundamentales; sin embargo, no lograban entender exactamente cuáles eran.

    Un reciente estudio de los investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EEUU) ha demostrado que la conversión de células fenotípicamente normales en malignas va de la mano del fortalecimiento de dos vías metabólicas universales: la defensa antioxidante y la síntesis de nucleótidos.

    Al cerrar estas vías metabólicas, se puede prevenir que las células se vuelvan cancerosas.

    Vías que cerrar

    Para llegar a esta conclusión, los científicos forzaron al gen G6PD para que produjera un exceso de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa en las células de ratones y humanos. Esta enzima está activa en casi todas las células del cuerpo y participa en el metabolismo normal de los carbohidratos.

    Los investigadores demostraron que la sobreexpresión de G6PD por sí sola convirtió las células humanas en células cancerosas y condujo a tumores en ratones.

    A continuación, el equipo de la Universidad de Pensilvania analizó los mecanismos involucrados en esa sobreexpresión para identificar qué vías eran críticas para la transformación. Resultó que el G6PD estimula la producción del NADPH. Esta coenzima es crucial para mantener el llamado equilibrio redox que evita que la célula se dañe y muera, así como de los precursores de nucleótidos para mantener su multiplicación. 

    El descubrimiento también demuestra lo que los científicos ya habían sospechado: que los antioxidantes de hecho apoyan el crecimiento del tumor, no lo disminuyen.

    Para que las células se vuelvan cancerígenas y se forme un tumor, se necesita una sólida defensa antioxidante, por lo que el incremento de antioxidantes proporciona un ambiente ideal para el desarrollo de este mal, explican los especialistas.

    El nuevo estudio revela un marco molecular para comprender mejor el proceso de oncogénesis y una hoja de ruta potencial para nuevos enfoques en el tratamiento del cáncer, señalan los científicos. Además, explica por qué los compuestos que interfieren con la biosíntesis de nucleótidos se encuentran entre los fármacos quimioterapéuticos más exitosos para este mal.

    Etiquetas:
    descubrimientos, descubrimiento, células, célula, cáncer, enfermedad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook