En directo
    Salud
    URL corto
    0 270
    Síguenos en

    Es de conocimiento general que la obesidad es adquirida por la mala alimentación y los hábitos poco saludables en la rutina diaria. Sin embargo, el estado emocional también desempeña un rol importante en esta enfermedad silenciosa.

    El frecuente consumo de carbohidratos, la deficiencia de vitamina D, el estrés y la ansiedad son los causantes de generar desórdenes alimenticios.

    Según los especialistas consultados por Gazeta.ru, la sociedad debe desarrollar con urgencia una cultura de nutrición porque cada vez son más las personas que padecen esta enfermedad que provoca enfermedades crónicas, problemas vasculares y cardíacos e incluso la diabetes.

    El creciente porcentaje de obesidad en la población de todas las edades se debe al consumo de comida chatarra alta en carbohidratos que afecta a las hormonas y al funcionamiento del organismo.

    "La abundancia de grasas trans en tales alimentos crea una película de aceite y obstruye las paredes de los intestinos. Esto impide que las vitaminas y minerales sean absorbidos. Esto causa la resistencia a la insulina, las células se vuelven insensibles a la insulina y la glucosa se va al depósito de grasa", explicó la nutricionista Evguenia Nikonova.

    A su vez, la nutricionista y psicóloga Aida Shelanova advirtió que el estado emocional no deja de ser menos importante, pues al sentir estrés, ansiedad, incertidumbre y constante preocupación se generan desórdenes alimenticios porque subconscientemente el cerebro intenta calmar esas emociones con comida y especialmente con algo dulce.

    Según el Servicio Federal de Vigilancia en el Sector de Salud, en Rusia las mujeres son más propensas que los hombres a la obesidad.

    "Esto sucede porque el abuso de la comida es una dependencia socialmente aceptable para las mujeres. Los hombres abusan del alcohol y del cigarrillo, mientras que las mujeres no lo hacen", explicó Shelanova.

    Para evitar la obesidad, las especialistas recomendaron realizar actividades físicas a diario, alimentarse con más frutas y verduras que con carbohidratos y aprender a controlar las emociones para evitar el estrés y la ansiedad.

    Etiquetas:
    comida chatarra, alimentos saludables, hábitos saludables, comida saludable, vida saludable, nutrición, obesidad, salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook