En directo
    Salud
    URL corto
    0 506
    Síguenos en

    Algunos alimentos que suelen ser considerados opciones ideales para el desayuno, a veces, no son tan saludables como parecen ser a primera vista.

    Estos alimentos, al contrario de lo que muchos imaginan, contienen altos niveles de azúcar, lo que puede resultar en algunos kilogramos extras, si son consumidos a largo plazo.

    La nutricionista rusa Inna Kononenko nombró, en una entrevista con la cadena Pyati Kanal, algunos de los alimentos que debes evitar ingerir en el desayuno, si deseas bajar de peso.

    Gacha instantánea

    La avena suele ser recomendada por especialistas para aquellos que desean tener un desayuno saludable. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que su versión instantánea no mantiene las mismas características del alimento integral.

    Las gachas que se cocinan en pocos minutos o a las cuales solo es necesario agregar agua, a menudo tienen gran cantidad de azúcar entre sus ingredientes. Además de elevar rápidamente los niveles de azúcar en la sangre —algo que puede ser particularmente peligroso para los diabéticos—, este alimento no causa saciedad por mucho tiempo. Como resultado, la persona volverá a sentir hambre poco después de ingerirlo.

    Muesli con leche

    De manera similar a las gachas instantáneas, el muesli no causa saciedad por mucho tiempo y hace que la persona vuelva a sentir hambre dentro de poco tiempo. El efecto es acentuado si se consume acompañado de leche, subrayó la especialista.

    La opción de muesli con jugo de frutas, según Kononenko es todavía peor, ya que en este caso se agregan dosis adicionales de azúcar al desayuno.

    Jugo o batido de fruta

    Kononenko disipó el mito acerca de los beneficios de los jugos y batidos de frutas frescas. De acuerdo con la médica, estas bebidas suelen tener muchos azúcares simples. La médica puso de relieve que un único vaso de jugo o batido de fruta puede contener hasta unos 25 gramos de azúcar, algo equivalente a unas cinco cucharas.

    "Toda la fructosa llega rápidamente al hígado, donde se convierte en grasa hepática. A partir de aquí obtenemos un aumento de peso", explicó la nutricionista.

    Según Kononenko, una opción más saludable es sencillamente comerse las frutas enteras y no solamente sus jugos.

    Sándwiches y tostadas

    El pan, siempre que sea posible, debe ser evitado en el desayuno. Aunque los panes de granos son opciones más saludables, tampoco deben consumirse a diario. Según Kononenko, este alimento no produce una saciedad prolongada, por lo que una persona volverá a tener hambre poco después de comerlo.

    La experta subrayó que las tostadas son aún menos recomendables, pues el proceso de calentamiento destruye las características beneficiosas del pan. Si son acompañadas de mermelada o pasta de chocolate, se vuelven todavía peores para el organismo, pues tendrán altos niveles de azúcar.

    Etiquetas:
    dieta, nutrición, desayuno, alimentos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook