23:37 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Salud
    URL corto
    1123
    Síguenos en

    La vacuna de COVID-19 está en camino y ya se está estudiando cómo será su distribución a nivel mundial. Cada persona recibirá una dosis, tarea nada sencilla que requiere de una compleja y millonaria logística. Descubre qué están evaluando y cómo se preparan las empresas de transporte y distribución.

    Las expectativas sobre la producción de una vacuna para COVID-19 son altas, y la agenda mediática mundial sigue de cerca cada uno de los avances de las distintas candidatas en la carrera de la inmunización que puede poner fin a la pandemia. Sin embargo, una cosa es clara, y es que nada es tan sencillo: no cualquier dosis servirá para neutralizar el coronavirus SARS-CoV-2, que ha puesto al planeta en cuarentena en 2020.

    De hecho, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya se anunció que no se aprobará una vacuna contra el COVID que no sea absolutamente segura, y se estima que la dosis elegida no será masiva hasta, al menos, mitades de 2021 o principios de 2022.

    Por ello, la empresa de paquetería global más grande del mundo, Deutsche Post DHL (DHL), realizó un estudio para estimar cuán grande será la logística que distribuirá y dará la vacuna a la totalidad de la población mundial, que requerirá de una millonaria cantidad de dosis y vuelos.

    "Actualmente, se están desarrollando y ensayando más de 250 vacunas en siete plataformas diferentes. Con las vacunas del COVID-19 saltando rápidamente etapas en su desarrollo, es probable que se impongan rígidos requisitos en materia de temperatura (hasta -80°C) en determinadas vacunas para asegurar que se mantenga su eficacia durante el transporte y el almacenamiento", se explica en el comunicado de prensa. 

    En concreto, explican que para la cobertura global de las vacunas de COVID-19 se precisarán hasta 200.000 envíos en contenedores, con unas 15 millones de entregas en cajas refrigeradas, trasladados en unos 15.000 vuelos a lo largo de "diversas estructuras de la cadena de suministros". La cantidad de dosis necesarias que estimaron fue un total de 10.000 millones. 

    Por su parte, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), también ha estado estudiando modos tentativos de logística para la distribución de las dosis. Según su director ejecutivo, Alexandre de Juniac, será necesario un equivalente de 8.000 Boeing 747, aviones de grandes capacidades con espacio para más de 400 personas, para lo que llamó el "mayor desafío del transporte" y "la misión del siglo para la carga aérea".

    De Juniac explicó en un comunicado de prensa que la IATA se encuentra en diálogo con aerolíneas, aeropuertos, organismos de salud internacionales y empresas farmacéuticas para desarrollar una estrategia global para el transporte de la vacuna.

    Las dificultades, nuevamente, aparecen por la inmensa cantidad de infraestructura que implican los traslados, sumado a las particulares características de refrigeración en las que deben conservarse las dosis. Si bien aún no se conoce con precisión a qué temperatura deberá estar esta vacuna en particular, en general las dosis suelen mantenerse en refrigeración de entre 2 y 8 °C, aunque se estima que en esta se necesite de temperaturas aún más bajas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook