En directo
    Salud
    URL corto
    65411
    Síguenos en

    Los hospitales deberían dejar de utilizar el medicamento hidroxicloroquina para tratar a los pacientes con COVID-19 y ya no es recomendable usarlo ni siquiera en ensayos clínicos. Así lo indican las nuevas directrices médicas introducidas por la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de EEUU.

    La organización ha revisado las pautas de tratamiento de coronavirus y endureció su postura contra el uso de la hidroxicloroquina, la pastilla antimalaria promocionada por el presidente Donald Trump.

    La organización recomienda no usar el medicamento por sí solo ni junto con el antibiótico azitromicina para pacientes con SARS-CoV-2. Previamente había permitido su uso limitado solo en ensayos, pero ahora lo desaconseja.

    "Los expertos de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de EEUU concluyeron que los beneficios de mayor certeza (por ejemplo, la reducción de la mortalidad) para el uso de estos tratamientos son ahora muy poco probables, incluso si se dispusiera de datos adicionales de alta calidad", afirman desde la institución.

    Por su parte, los Institutos Nacionales de Salud también han recomendado no utilizar hidroxicloroquina con azitromicina, a menos que sea en un ensayo clínico, debido a un mayor riesgo de paro cardíaco. La agencia detuvo su propio ensayo clínico con este medicamento en junio.

    La hidroxicloroquina es un fármaco inmunosupresor que se desarrolló hace decenios para prevenir y tratar el paludismo. Ahora se utiliza para tratar enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide.

    Etiquetas:
    COVID-19, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook