01:02 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Salud
    URL corto
    Por
    0 20
    Síguenos en

    Mientras el 40% de los fallecidos a nivel mundial vivían en casas de salud de larga estancia dedicadas al cuidado de la vejez, en México solo el 1% de los mayores de 60 años está institucionalizado. Sputnik te explica el trabajo promovido por el Instituto de Geriatría, el más nuevo de los doce Institutos públicos de salud del país.

    Las cifras son concluyentes: las personas de más de 60 años son casi el 60% de los fallecidos en México a causa de la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

    Esto está vinculado a la prevalencia de enfermedades crónicas en la vejez vinculadas a la mala alimentación como la hipertensión, la diabetes y la obesidad, que también han causado una sobrerrepresentación del fallecimiento en el país de personas de menores edades, entre 40 y 60 años, tras haber contraído la enfermedad provocada por el coronavirus.

    Los datos de México: vejez y enfermedades crónicas

    Según información oficial, unas 33.000 personas de las 56.000 fallecidas en México a causa del COVID-19 hasta mitad de agosto de 2020 tenían más de 60 años. Pero cuando se observa la tasa de letalidad por grupos de edades, puede verse con mayor claridad la incidencia de la mortalidad por edades en el país.

    La tasa de letalidad representa cuántas de las personas que enfermaron por cada grupo de edad, desarrollaron una forma grave de coronavirus y perdieron la vida.  

    Así quedó el porcentaje de fallecidos por COVID -19 por cada grupo de edad en México:

    • El 8% de los contagiados de 45 a 49 años 
    • El 10% de los contagiados de 50 a 54 años
    • El 15% de los contagiados de 55 a 59 años
    • El 20% de las personas entre 60 y 64 años
    • El 38% de los contagiados de entre 70 y 74 años
    • El 45% de las personas entre 75 y 94 años 

    Cuando esta información se compila en dos grandes grupos etarios puede verse que:

    • El 32% de las personas mayores de 60 años fallecieron en México tras haber contraído COVID-19, frente al 6% de los menores de 60 años.
    • Solo el 1% de las personas de menos de 18 años, que contrajeron COVID-19 en México, falleció como consecuencia del agravamiento de su enfermedad.

    Ahora, la situación cambia cuando se mira la incidencia de las tres principales enfermedades crónicas en el país, vinculadas a la mala alimentación, exclusivamente en los grupos de personas fallecidas.

    El 51% de los fallecidos de más de 60 años tenía hipertensión, mientras padecía esta enfermedad crónica el 35% de los fallecidos menores de 60 años.

    El 41% de los fallecidos por COVID-19 en México de más de 60 años padecía diabetes, mientras también la tenía el 35% de los fallecidos de menos de 60 años.

    En cuanto a la obesidad, su prevalencia es inversa: la padecía el 20% de los fallecidos de más de 60 años en México, mientras el 30% de los fallecidos de menos de 60 años vivía con esta enfermedad crónica.

    Ancianos en sus casas, faltos de cuidado

    A diferencia de la tendencia global que evidenció que el 40% de las personas fallecidas por esta enfermedad en el mundo vivía institucionalizado en casa de cuidado para ancianos, en México solo el 1% de su población de edad avanzada vive el final de su vida en alguna de estas instituciones privadas.

    Según informó el doctor Luis Miguel Gutiérrez Robledo, experto en geriatría, epidemiología y salud pública del envejecimiento, viven en México 15 millones de personas mayores a 60 años, de las cuales casi 3 millones tienen algún deterioro funcional y aproximadamente 1.894.000 personas son totalmente dependientes de cuidados en su vejez.

    "Cuando se conoció en marzo que el 40% de la mortalidad por el COVID-19 se dio en personas mayores que vivían en casas hogar o de reposo, nos anticipamos a algo semejante", expuso en la conferencia vespertina temática diaria.

    El experto explicó que la mortandad de personas mayores institucionalizadas fue tal a nivel global, que en diversos países se está reconsiderando la propiedad de estos espacios para cuidar de las personas de edad avanzada, "ya que se convierten en trampas mortales en circunstancias como la que vivimos en la actualidad", sostuvo.

    Sin embargo, solo el 1% de las personas de más de 60 años en México está en alguna de estas casas hogares en el país, la amplia mayoría permanece en sus hogares. Sin embargo, según los datos arrojados por la Encuesta Nacional del envejecimiento en México que se realiza desde el año 2000, siguiendo a 20.000 personas en seis olas de evaluación distintas, se sabe que solo el 60% de los mayores de 60 años que viven en sus hogares no tienen los cuidados suficientes que requieren.

    La misma encuesta ha señalado que para el año 2050 México duplicará las personas en edad avanzada en estado de dependencia, llegando a superar las dos millones de personas que requieran acompañamiento y apoyo externo para realizar sus actividades vitales.

    Situación de las casas de reposo en México

    De acuerdo con el doctor Gutiérrez Robledo, fundador del Instituto de Geriatría, el más novel de los doce Institutos de Salud del país, existen aproximadamente 40.000 personas de edad avanzada en México internadas en casas de salud o reposo.

    Para conocer su situación, en abril de 2020, el Instituto de Geriatría lanzó una iniciativa de seguimiento y medición de la respuesta local a la pandemia en instituciones de cuidado de largo plazo, que comenzó a contactar a estas instituciones a partir del registro que tenía el Instituto de geografía y estadística (INEGI).

    Aunque se tenían registradas 1.068 unidades de cuidado de largo plazo, la encuesta del Instituto de Geriatría halló otras 700 instituciones en el país que tiene un total escrutado de 1.769 instituciones de internación para personas de edad avanzada.

    De estas, 411 respondieron al cuestionamiento estructurado por el Instituto de Geriatría, que dio los siguientes datos básicos:

    • Existen 10.303 personas de edad avanzada internadas en esas unidades de largo plazo.
    • Son de tamaño medio, ya que en promedio cuentan con 25 personas internadas por institución.
    • Aproximadamente 328 de las 411 que respondieron la encuesta habían tenido algún tipo de capacitación en la prevención y control de infecciones en el último año.

    Gutiérrez Robledo explicó que el Instituto de Geriatría diseñó en conjunto con el Centro de investigación científica y de educación superior de Ensenada, estado de Baja California, particularmente con el área de ciencias de la computación, una aplicación que permite al Instituto de Geriatría monitorear el estado de salud de cada una de las personas institucionalizadas, que se lanzará el próximo mes para su uso masivo en la Ciudad de México.

    La producción de la vacuna Sputnik V
    © Foto : Servicio de prensa del RFPI
    La aplicación permite incorporar información específica de cada persona internada, su sintomatología y "establecer un reporte oportuno" de los mismos. Además cuenta con un sistema de geolocalización de cada casa y un sistema sencillo para la carga de datos que toma la información a partir de una fotografía del registro manual sin necesidad de digitalizar la información.

    Para esto, México apeló al Newton Fund del Reino Unido, que brinda recursos para el desarrollo de tecnologías de la información y comunicación a nivel global.

    El Dr. Gutiérrez insistió en que es importante notar que el grueso de los mexicanos de edad avanzada permanece en sus casas, donde la mayoría (60%) no cuenta con el cuidado necesario que su edad y condición de salud requiere.

    "Hemos producido una serie de documentos e infografías porque el reto está en la población en general, porque el aislamiento social repercute sobre el ánimo y el bienestar de todo mundo, y quizás más en personas mayores", apuntó el experto.

    Dado este trabajo, desde fines de julio de 2020, la Organización Mundial de la Salud reconoció al Instituto de Geriatría mexicano como un colaborador en temas relacionados con los cuidados integrales de personas mayores de edad, para apoyar los esfuerzos del organismo internacional en el desarrollo de capacidades en los sistemas de salud para mejorar la atención de las necesidades de las personas de edad avanzada, así como la creación de instrumentos de información y el desarrollo de investigación de temas vinculados a adultos mayores y procesos de envejecimiento saludable.

    En ese sentido, el experto señaló que la OMS lanzará el 1 de octubre próximo una campaña global llamada Decenio por un envejecimiento saludable dirigida a mejorar la situación de los ancianos a nivel global, de la que México es parte.

    "Es una campaña en torno a diez acciones claves para la década, que ayuden a combatir la discriminación por edad que es la más estructural y la única por la que todos vamos a pasar si las cosas siguen como van", concluyó Gutiérrez.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook