En directo
    Salud
    URL corto
    1912
    Síguenos en

    El COVID-19 es una enfermedad nueva y, de momento, no se conocen con precisión los factores que determinan su gravedad. Algunas observaciones médicas, sin embargo, ya permiten entender cuáles pacientes suelen enfermarse con más severidad.

    El COVID-19 se desarrolla de formas distintas en cada persona. Mientras unos se recuperan prácticamente sin presentar síntomas, otros terminan perdiendo la vida a raíz de la enfermedad. Según Tatiana Ribka, directora del departamento de emergencias del Hospital Mariinsky, centro médico en San Petersburgo dedicado a la atención de pacientes con coronavirus, lo más importante para evitar casos severos de la dolencia es buscar ayuda médica a tiempo.

    Ribka recomienda a los pacientes que presenten síntomas no intentar adivinar por cuenta propia si se trata de un simple resfriado o de la enfermedad causada por el coronavirus. Lo mejor para evitar que el cuadro se agrave es consultar con un médico tan pronto como sea posible, apuntó la profesional de la salud en entrevista con el medio ruso Rossiyskaya Gazeta. 

    La detección y el tratamiento temprano permiten contener el desarrollo de la dolencia y evitar que se agrave. Sin ayuda médica en los primeros momentos, la infección por coronavirus puede volverse severa en pacientes de todas las edades, subrayó Ribka al diario RG.

    Sin embargo, hay ciertas condiciones de salud preexistentes que pueden agravar el cuadro de una persona con COVID-19, incluso si busca ayuda médica a tiempo. Según Ribka, los pacientes que suelen presentar cuadros más severos de la enfermedad son los siguientes: obesos y aquellos que padecen diabetes, enfermedades cardiovasculares o enfermedades mentales.

    Ribka puso de relieve que en todos los casos, lo más importante en el tratamiento es obedecer las recomendaciones médicas.

    "En muchos casos es suficiente tratarse en casa, observando el régimen de autoaislamiento. Nosotros, los médicos, hemos visto en cientos de casos que si una persona recibe un tratamiento adecuado para el COVID-19, el riesgo de consecuencias a largo plazo es mínimo", afirmó la profesional de la salud que, en su momento, también se contagió de coronavirus.

    La médica agrega que sea cual sea el cuadro, es posible que los pacientes recuperados sigan sintiéndose mal tras curarse de la enfermedad. Según Ribka, en muchos casos, es recomendable tomar vitamina D y vitaminas del grupo B. Otra recomendación es mantener un equilibrio entre el trabajo y el descanso.

    "No importa cuán trivial parezca, recomendamos observar el régimen de trabajo y descanso, pasear más", concluyó Ribka.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook