En directo
    Salud
    URL corto
    201
    Síguenos en

    El aumento de casos de pacientes con inflamaciones dolorosas en las articulaciones de manos y pies preocupa a los profesionales de la salud. Especialistas aseguran que hay indicios vinculando a los llamados sabañones con la pandemia de COVID-19. ¿Qué se sabe hasta ahora acerca de este presunto nuevo síntoma?

    Dermatólogos y reumatólogos han notado una creciente cantidad de consultas por ampollas violáceas que aparecen en manos y pies. Conocidas como sabañones, su nombre real es eritema pernio o perniosis, y los especialistas suman nuevos indicios a la relación entre estas inflamaciones con la pandemia de COVID-19. 

    ¿Qué son los sabañones?

    Se trata de una inflamación de los vasos sanguíneos de las articulaciones tras una larga exposición a temperaturas bajas que resulta en la aparición de ampollas rojas o violáceas. La enfermedad se llama perniosis y es más habitual en manos y pies, aunque puede aparecer en otras partes del cuerpo. 

    Puede causar picazón, ardor y dolor en las articulaciones. En ocasiones duran hasta tres semanas y, aunque pueden usarse cremas para el alivio del dolor y la desinflamación, lo más efectivo es mantener la parte dañada bien abrigada. 

    Sabañones y COVID-19

    Aunque suele ser característica del invierno, la perniosis no es demasiado común, según ha explicado al diario Clarín la reumatóloga Marina Scolnik, del Hospital Italiano de Argentina. 

    "Es llamativo. Normalmente no veo más de un caso de perniosis por año, pero este invierno llevo vistos seis o siete. Y no sólo yo: también otros reumatólogos con los que estuve hablando” expresó. 

    Del mismo modo se manifestó el dermatólogo Osvaldo Stringa, del Hospital de Clínicas argentino. "El sabañón tradicional, que en definitiva es un trastorno circulatorio, se podía ver también en la nariz o las orejas, pero desde que comenzó la pandemia los estamos viendo más en los pies, y también en las manos”, contó. 

    El médico añadió que, en sus 38 años en servicio, había visto "muy pocos sabañones, tal vez diez" y que, solo en la última semana de julio, aparecieron cuatro. 

    Por su parte, la dermatóloga y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) Margarita Larralde pasó de ver dos casos de perniosis anuales a recibir en su consultorio de dos a tres casos por día. 

    Sin embargo, no solo en Argentina, que se encuentra en temporada de invierno, apareció el problema de los sabañones ligado al COVID-19. Ya en abril, en España dermatólogos denunciaban una situación similar. Uno de los puntos más curiosos de la creciente aparición del síntoma es que se manifestara en los pacientes en plena primavera.  

    La dermatóloga española Rosa Taberner subrayó el problema en su momento: "Consideramos que no sería normal tal avalancha de sabañones y lesiones similares en pleno mes de abril, en pacientes que no han presentado ese mismo cuadro en los meses más fríos. Así que asumimos que el SARS-CoV-2 tiene algo que ver en todo esto", dice en su blog.

    El tema también provocó consultas a dermatólogos vía Twitter.

    ​Dermatólogos de Estados Unidos también notaron cómo los casos crecían y hasta denominaron Covid toe (pie de COVID, traducido al español) al síntoma que aparecía en los pies de pacientes. "De repente, ¡nos inundamos de pies!", comentó Lindy Fox, dermatóloga de San Francisco, al diario The New York Times en mayo, cuando todavía era primavera en el país.

    ¿Ser o no ser?

    Algunos especialistas creen que, más que el coronavirus en sí, la cuarentena es lo que estaría produciendo este tipo de inflamaciones. El sedentarismo sumado a las bajas temperaturas, —Argentina, por ejemplo, ha pasado buena parte del invierno bajo régimen de cuarentena obligatoria— son la explicación que encuentran otros médicos a la creciente ola de sabañones.

    Sin embargo, Larralde sostiene que dicho argumento es insuficiente, ya que no explicaría por qué los casos también aumentaron en España o Estados Unidos en primavera. "Claramente es un signo de coronavirus”, remarca. 

    Aunque en Argentina solo el 20% de los hisopados de personas que consultaron por sabañones dieron positivos en COVID-19, según Stringa, este número aumenta si se cuenta a los pacientes que cursaron la enfermedad hace más tiempo. Estos casos demuestran que los sabañones pueden ser "manifestaciones tardías de la infección por COVID-19 en sujetos jóvenes sanos", explicó.

    De cualquier modo, el dermatólogo argentino aclaró que, "en este momento, el sabañón no es considerado en sí mismo un síntoma relacionado al COVID-19". "Es una novedad y en medicina hay que esperar a que se compruebe la veracidad de la situación", evaluó. 

    Etiquetas:
    pandemia, pandemia de coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook