En directo
    Salud
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    El subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, indicó que, del total de personas fallecidas por el COVID-19, 67% tenía padecimientos crónicos como diabetes, hipertensión, obesidad o una enfermedad cardiovascular.

    "[En cuanto a] las causas que han propiciado la mortalidad, el impacto por COVID-19, es muy claro: tenemos una contribución de las enfermedades crónicas en el espectro de mortalidad", expuso.

    Según datos oficiales, hasta el 23 de julio habían muerto 41.908 personas a causa del COVID-19. Entonces, 73% de los contagiados presentaban al menos una comorbilidad —una enfermedad o trastorno previo—, de las cuales 67% tenía una de las cuatro enfermedades mencionadas.

    En México, la tasa de mortalidad por COVID-19 es de 32,44 por cada 100 mil habitantes lo cual coloca al país en el lugar 13 a nivel mundial y quinto dentro de América Latina, agregó.

    "Hoy que tenemos COVID, se ha podido documentar con métodos de análisis epidemiológicos que estas enfermedades, las cardiometabólicas, están causando mayor mortalidad por COVID porque se les agrega una enfermedad de carácter infectocontagioso y los mayores estragos ocurren en ese sector de la población que padece enfermedades crónicas", apuntó.

    Al respecto, López-Gatell explicó que, del total de pacientes contagiados, 17% tenía hipertensión, pero se recuperó de la enfermedad, mientras que 43% de los infectados con esta comorbilidad fallecieron.

    En cuanto a la diabetes, el 17% de las personas superó la infección, mientras que 38% murieron. A su vez, el 18% de las personas con obesidad y la infección por el coronavirus se recuperaron, mientras que el 25% en esta situación falleció.

    "Ya incorporando la edad como un factor de riesgo, 86% de las personas que tienen un desenlace fatal por COVID tenían al menos un factor de riesgo: la edad misma, mayor de 60 años, pero en el caso mexicano es muy notorio que las enfermedades crónicas son el contribuyente principal", destacó el subsecretario.

    Previamente, López-Gatell resaltó que aproximadamente el 75% de la población mexicana tiene sobrepeso u obesidad, enfermedades crónicas que hoy son resaltadas como causa del impacto que ha tenido el COVID-19 en el país latinoamericano.

    Desde el inicio de la epidemia en México, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó que los altos niveles de diabetes y otras enfermedades derivadas de la obesidad podrían llevar a un aumento más casos graves de COVID-19.

    "México, a diferencia de otros países, tiene una altísima tasa de diabetes Mellitus tipo 2, una tasa de obesidad que está asociada con hipertensión, con problemas respiratorios, con varios cánceres, etcétera, entonces es una población que está más a riesgo", señaló entonces Cristian Morales, representante del Centro de Información de las Naciones Unidas en México.

    En relación con lo anterior, la organización El Poder del Consumidor consideró que la tasa de mortalidad por diabetes en México (88,9 personas por cada 100.000 habitantes) es la más alta entre países como Estados Unidos (15,2 personas), Italia (13,6), China (9,9) y España (8,7).

    Además, entre países con las más altas tasas de obesidad y diabetes a nivel mundial, Estados Unidos, México y Reino Unido se ubican entre los 10 países con mayor número de contagios y de fallecimientos acumulados por COVID-19.

    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia, México, Diabetes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook