En directo
    Salud
    URL corto
    0 25
    Síguenos en

    TEL AVIV (Sputnik) — Dado que una vacuna masiva y segura contra el SARS-CoV-2 se hará disponible en el segundo trimestre de 2021, el mundo tiene que aprender a convivir con el coronavirus introduciendo cuarentenas locales y cortas, pues un nuevo confinamiento total podría arruinar el sistema de salud, advirtió Leonid Eidelman.

    "Una cuarentena total y duradera provocará, desde luego, una crisis económica, y en el contexto de una crisis económica todos los gobiernos del mundo lo que hacen es, lamentablemente, ahorrar los gastos en el sistema sanitario", observó el galeno israelí.

    Como consecuencia, "las inversiones en el sistema de salud se reducen y a la vez crecen las listas de espera por cirugías y chequeos", y además las personas "se quedan sin dinero para adquirir medicamentos".

    "Una catástrofe en la salud de la población provocada por la crisis económica resultará mucho peor que una catástrofe médica provocada por el virus como tal", advirtió el especialista.

    Eidelman opina que las nuevas olas del COVID-19 se sucederán hasta que aparezca una vacuna segura, algo que —constató— no ocurrirá antes del año 2021.

    "Enfrentamos una pandemia muy grave que afecta a decenas de millones de personas, por otro lado, está claro que el virus no va a desaparecer: persistirá y habrá nuevos brotes en distintos lugares este año y es posible que también el año que viene", afirmó el profesor.

    Agregó que es poco probable que una vacuna anticoronavirus segura, eficaz y con alcance global aparezca este año.

    Etiquetas:
    cuarentena, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook