En directo
    Salud
    URL corto
    1588
    Síguenos en

    El consumo de jengibre no deja de aumentar en el mundo, principalmente en infusiones. Durante la pandemia su uso se ha fortalecido aún más (también los mitos sobre sus propiedades curativas y preventivas del COVID-19). Para que no te hagas trampas al solitario, te contamos cómo preparar infusiones de jengibre.

    De origen oriental, el jengibre ha logrado imponerse en infusiones y comidas en todo el planeta. Esta raíz se utiliza porque tiene múltiples (y comprobados) beneficios para la salud. Por ser un superalimento, durante la pandemia de COVID-19 aumentó considerablemente su consumo. Algunos creían que utilizándolo en infusiones calientes, podrían combatir el COVID-19.

    Sin embargo, hasta el momento no hay evidencia científica que asocie el uso del jengibre con la prevención o tratamiento de la enfermedad. Es más, especialistas alertan que no se debe abusar de las infusiones con jengibre, ya que calientes podrían llegar a generar irritación en la mucosa de la orofaringe. 

    El otorrinolaringólogo Ricardo Mendoza dijo a El Universo que es crucial controlar:

    • La temperatura de las bebidas.
    • La cantidad de jengibre que se les agrega.

    No se deben consumir las infusiones si están hirviendo porque puede traer repercusiones como quemaduras en las mucosas, dificultades al tragar y llagas. Tampoco se debe consumir jengibre diariamente, ya que podría generar faringolaringitis.

    Lo que no está en duda es que consumir jengibre en cantidades adecuadas en infusiones a una temperatura no dañina para el organismo, contribuye a combatir los estados gripales y la congestión nasal, por sus propiedades antiinflamatorias y antitusivas. 

    Etiquetas:
    , pandemia, COVID-19, alimentos, jengibre
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook