En directo
    Salud
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) llamó a los servicios de salud de todo el mundo a tratar todas las enfermedades sin limitarse solo a las asociadas al COVID-19, para salvar miles de vidas de menores, comunicó a Sputnik la directora general de Unicef para Europa y Asia Central, Afshan Khan.

    "Unos 6.000 niños más podrían morir a diario por causas prevenibles durante los próximos seis meses, ya que la pandemia del COVID-19 debilita los sistemas de salud e interrumpe los servicios rutinarios (...) en los 118 países de ingresos bajos y medianos 1,2 millones de niños menores de cinco años podrían morir en solo seis meses", dijo Khan.

    Resaltó que este "sería el primer aumento en un número global de niños que mueren antes de cumplir cinco años en décadas".

    Señaló que las regiones más vulnerables se encuentran en África y América del Sur.

    Además Khan precisó que millones de menores en todo el mundo podrían enfrentar la pobreza para fines de este año como resultado de la pandemia del coronavirus, que dura varios meses y ya dejó a muchas personas sin trabajo.

    "En Unicef creemos que los menores son las víctimas ocultas de la pandemia", indicó.

    Según el reciente informe del fondo Save the Children y Unicef, la crisis económica provocada por el COVID-19 podría empujar a hasta 86 millones de niños más a la pobreza para fines de 2020.

    "Eso sería un aumento del 15% a nivel mundial. En la región de Europa y Asia Central, probablemente veríamos el aumento más significativo de hasta un 44%", dijo Khan.

    Según Khan, hay tres medidas importantes que podrían ayudar a manejar la coronacrisis:

    1. destinar fondos a los hogares pobres;
    2. convertir ese apoyo a las medidas de largo plazo;
    3. destinar no solo los fondos sino otra ayuda a los hogares que dependen de mujeres y menores.

    Además subrayó que los hospitales y centros médicos en todo el mundo están ocupados por los pacientes con el COVID-19, por lo cual las mujeres embarazadas y los recién nacidos carecen de ayuda adecuada, lo que podría llevar a una mayor mortalidad neonatal.

    "Lo que estamos viendo y, a veces, no entendemos es el desvío de muchos recursos de salud para responder a la pandemia", resaltó, y añadió que esas medidas "ponen a millones de mujeres embarazadas y bebés en mayor riesgo".

    La directora señaló que hay riesgos de registrar un aumento en la mortalidad infantil en las regiones con una infraestructura de salud ya débil.

    Asimismo, Khan advierte sobre el riesgo de nuevo brote de sarampión en Europa si la vacunación obligatoria contra ese virus, interrumpida en varias regiones debido a la pandemia del coronavirus, no se reanuda lo mas pronto posible.

    Según la funcionaria, la mayor parte de los países de Europa Central y Europa Oriental, así como de Asia Central suspendieron temporalmente el trabajo de servicios de inmunización lo que puso a "millones de niños en riesgo de contraer enfermedades prevenibles por vacunación".

    "Todos debemos recordar que si la cobertura de inmunización del 95% no se logra y no se mantiene en todas las comunidades, no podremos prevenir la propagación de enfermedades prevenibles por vacunación (...) En Europa, el sarampión será el problema principal, ya que es el riesgo que enfrentamos en el pasado", concluyó.

    Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica de pandemia la enfermedad COVID-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan en diciembre.

    A escala global, el nuevo coronavirus infectó a más de 6,4 millones de personas, provocando más de 381.000 decesos, según la Universidad Johns Hopkins (EEUU).

    Etiquetas:
    enfermedad, menores, tratamiento, COVID-19, Unicef
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook