En directo
    Salud
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    La pandemia por COVID-19 está causando otro tipo de problemas a los países, que es el aumento de muertes por el consumo de alcohol adulterado; sin embargo, ha de explicar por qué es tan peligroso consumir este tipo de bebidas.

    El licor adulterado es aquel que no cumple con las normas sanitarias para su elaboración, pues se produce con base en una mezcla de alcoholes. Sobre todo, se usa etanol —alcohol etílico de 96°— e incluso se llegan a usar metanol, una sustancia altamente tóxica para el cuerpo humano.

    Regularmente es de producción casera, es decir, bajo ningún tipo de vigilancia; por lo que, se suelen usar sustancias poco favorables para el organismo.

    ¿Qué es el metanol?

    El metanol es un producto químico que se obtiene de la destilación de madera a baja temperatura o mediante el monóxido de carbono. Se ocupa para la fabricación de materiales industriales como resinas adhesivas, fibras, empaques de poliéster, plásticos, pinturas y combustibles.

    Por lo tanto, no se recomienda para consumo humano pues es altamente tóxico para el organismo.

    ¿Por qué el metanol deja ciego?

    El metanol es una sustancia altamente peligrosa para el organismo humano. El primer efecto que tiene al metabolizarse en el cuerpo —una parte del metanol se elimina por los pulmones y los riñones— es que ataca directamente al sistema nervioso central y especialmente a las vías visuales.

    Además de destruir el nervio óptico, la Fundación de Investigadores Sociales A.C. (FISAC) advierte que una dosis mayor a 30 ml puede causar la muerte.

    ¿Cuáles son los síntomas de la ingesta de alcohol adulterado?

    De acuerdo con la FISAC, los efectos del alcohol comienzan entre los 30 minutos y las 72 horas después de haberlo consumido. Primero se presentan leves mareos parecidos al estado de embriaguez, pero lo más grave es cuando comienzan las alteraciones visuales, que pueden manifestarse en visión borrosa hasta ceguera —temporal y permanente—.

    Pero también puede haber dolor de cabeza, mareo, convulsiones, náuseas, dolor abdominal y dificultad para respirar.

    Etiquetas:
    metanol
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook