En directo
    Salud
    URL corto
    0 221
    Síguenos en

    Sputnik conversó con el inmunólogo y alergista Vladímir Prokopenko acerca de cómo funciona nuestro sistema inmunológico y cómo combate el coronavirus.

    El especialista indicó que una vez el organismo es atacado por un patógeno, las células especializadas en la función inmune empiezan a producir una proteína llamada interferón, la cual constituye la "primera línea de defensa" contra cualquier virus.  

    "El interferón es un elemento universal de la respuesta inmune inespecífica [o innata]. En cuanto a la inmunidad específica contra el coronavirus, implica producir anticuerpos", explicó Prokopenko.

    El médico subrayó que varios casos registrados de reinfección por COVID-19 pueden estar vinculados con el hecho de que los anticuerpos "se produjeron, pero no resultaron eficaces, o no se produjeron, o el resultado de la prueba era falso positivo o falso negativo". No obstante, "hoy en día, los sistemas de pruebas son altamente específicos, y su eficacia asciende al 96-98%", subrayó.

    En lo que respecta a la creación de una vacuna, no tiene mucho sentido en plena pandemia, ya que "para evaluar la eficacia de los anticuerpos, tenemos que saber con exactitud que una persona vacunada tuvo contacto con la infección y esto no derivó en la enfermedad", explicó Prokopenko. En sus palabras, la eficiencia de una vacuna "será valorada en los años venideros" si el coronavirus se convierte en una enfermedad estacional.

    Anteriormente, la investigadora Ancha Baránova, de la Facultad de Biología de Sistemas de la Universidad George Mason, declaró que entre el 7% y el 8% de las personas que se han recuperado de COVID-19 paradójicamente carecen de anticuerpos. La bióloga explicó que este fenómeno se debe a que sus sistemas inmunitarios lograron combatir la infección con sus propios interferones, sin producir anticuerpos.

    Al mismo tiempo, también hay entre un 7% y un 8% de "superpersonas que tienen una respuesta inmune tan fuerte que los anticuerpos de su plasma pueden utilizarse para el tratamiento de otras personas, algo que ya se está llevando a cabo".

    La experta advirtió que alrededor del 40% del resto de los pacientes que contrajeron COVID-19 tiene una respuesta inmune "bastante débil". Además, algunos de ellos experimentan una caída del nivel de anticuerpos durante el mes siguiente a la recuperación, así que corren el riesgo de volver a contraer el virus.

    Etiquetas:
    vacuna, sistema inmune, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook