En directo
    Salud
    URL corto
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    124
    Síguenos en

    Un estudio de la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur augura el fin de la pandemia de COVID-19 en España para el 9 septiembre, mientras que el mundo en general tendrá que esperar hasta mediados de diciembre. Las estimaciones son aproximadas, pero el temor de los científicos ante una segunda oleada de infecciones es real.

    Recordando en su encabezamiento que los modelos predictivos "son inciertos por naturaleza" y que las fechas aportadas pueden infundir un "peligroso exceso de optimismo" por cuanto "pueden aflojar nuestra disciplina y control, causando un rebrote de la infección", el estudio publicado por la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur (SUTD, por sus siglas en inglés) ofrece datos sobre la persistencia de la pandemia en 23 países, entre ellos España.

    Los investigadores de la SUTD plantean un estudio "independiente" con los datos actualizados de cada país donde se analiza la curva evolutiva de la pandemia. El interés suscitado radica en que este modelo ofrece datos aproximados sobre el fin de la dolencia COVID-19. En el caso de España, se pronostica que el virus SARS-CoV-2 quedará extinguido hacia el 9 de septiembre según la predicción más sombría. El margen de error del cálculo es, a fecha dos de mayo, de 17 días, por lo que cabría esperar la desaparición de la enfermedad en el país ibérico a partir del 22 de agosto. El estudio también prevé que hacia el 22 de mayo el 99% de los casos no estarán activos. A nivel mundial, el estudio monitorizado de la SUTD establece el fin de la pandemia hacia el 14 de diciembre, con un 99% de los casos de infección ya inactivos el 21 de junio. El país con más contagiados en el mundo ―EEUU, con casi 1.200.000 enfermos― tendrá que esperar hasta el uno de octubre para liquidar al virus, pero ya el cuatro de junio el 99% de sus casos estarían inactivos.

    Otro estudio, este a cargo de la Universidad de Washington, ofrece cálculos estimativos respecto a la mortalidad ocasionada por la pandemia. Para España se vaticina que las defunciones lleguen hasta 28.948 el cuatro de agosto (el cuatro de mayo presenta 25.428). Para Reino Unido e Italia, los países europeos que actualmente registran una mayor mortandad, la predicción para esa misma fecha es de 44.203 y 29.149 fallecidos, respectivamente. Es decir, la Albión aún habrá de experimentar un fuerte aumento del número de muertes, mientras que el país alpino apenas verá incrementado el suyo.

    Otro dato interesante es el que atañe a países cuya estrategia para afrontar la pandemia difiere del resto, como Suecia. Para esta nación nórdica, la Universidad de Washington calcula 17.337 muertes para el cuatro de agosto (a fecha 4 de mayo, tiene sólo 2.679).

    La segunda ola

    Los científicos advierten de una segunda oleada de COVID-19 en otoño, si no antes en pleno verano. Esta situación reviste especial peligro por cuanto "el virus está hoy mucho más presente entre nosotros que cuando se decretó el estado de alarma. Ahora tenemos entre 10 y 15 veces más casos activos y personas asintomáticas que pueden contagiar", declaró al diario La Vanguardia Margarita del Val, viróloga del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, adscrito al CSIC, quien incide en la posibilidad indeseable de que una relajación de los hábitos y medidas profilácticas provoque un estallido mucho mayor que el experimentado en marzo.

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    Etiquetas:
    estudio, universidad, COVID-19, infección, pandemia de coronavirus, coronavirus en España, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook