En directo
    Salud
    URL corto
    1425
    Síguenos en

    Desmienten las noticias sobre la muerte de Elisa Granato, microbióloga de la Universidad de Oxford, quien fue la primera italiana en probar una vacuna experimental contra el COVID-19, cuya producción sería financiada por Bill Gates.

    El pasado 23 de abril, la científica se sometió voluntariamente a una vacuna experimental contra la infección por coronavirus, desarrollada por el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, y el parque científico Irbm, en Italia.

    Según precisó Elisa en su Twitter, la vacuna no contiene COVID-19: solo hay una pequeña parte insertada en un virus diferente y no dañino. La idea es que se produzcan los anticuerpos.

    "Esto evita que se propague, pero potencialmente puede activar el sistema inmunitario y así protegernos del COVID-19", decía su publicación. 

    La microbióloga aseguró que se encontraba bien y que estaba contenta con el trabajo de control y apoyo que le estaba prestando el equipo.

    Una vacuna (imagen referencial)
    © Foto : Pixabay / geralt
    Sin embargo, pronto aparecieron rumores en las redes sociales de que Elisa falleciera a causa de la vacuna.

    La investigadora desmintió esta información e incluso cambió el nombre de su cuenta en Twitter por Dra. Elisa Granato - 100% viva. Por razones de privacidad, hizo que su cuenta fuera privada, al menos por un tiempo.

    Mientras tanto, el fundador de Microsoft, Bill Gates, expresó su confianza en el experimento y su  disposición a asumir los costos de producir esta vacuna si se demuestra su eficacia. 

    Etiquetas:
    experimento, coronavirus, COVID-19, vacuna, Bill Gates
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook