En directo
    Salud
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    Los científicos daneses revelaron que el café puede cambiar el sentido del gusto de las personas, de manera que la comida dulce parece más dulce y la amarga no es tan amarga.

    Los investigadores de la Universidad de Aarhus llevaron a cabo un análisis de sensibilidad para determinar si el café tiene un efecto sobre el sabor y el olor.

    En el estudio, unos 156 voluntarios probaron el sentido del olfato y del gusto antes y después del consumo de café. Se descubrió que el café no altera la percepción de los olores, mientras que sí cambia el sabor. 

    "Después de tomar café, la gente se volvió más sensible al dulce y menos sensible al amargo", declaró Alexander Wieck Fjaeldstad, el autor principal del estudio.

    Para excluir la influencia de la cafeína, los investigadores repitieron el experimento con el descafeinado, y los resultados fueron exactamente los mismos.

    Detección de sabores:  (A): prueba después del consumo de agua y del consumo de café regular; (B): prueba después del consumo de agua y del consumo de café descafeinado
    Detección de sabores: (A): prueba después del consumo de agua y del consumo de café regular; (B): prueba después del consumo de agua y del consumo de café descafeinado

    "Este es probablemente el efecto de algunas sustancias amargas en el café", propone el científico. Según él, los resultados pueden explicar por qué a la gente le gusta el chocolate negro con café. 

    "Parece mucho más suave porque la amargura se atenúa y la dulzura aumenta", afirmó.

    Al mismo tiempo, los autores señalan que el efecto del café en el sabor de todos los voluntarios fue de corta duración y solo se registró cuando lo tomaron.

    Según los científicos, los resultados del estudio no solo proporcionan una mejor comprensión del funcionamiento de las papilas gustativas, sino que también pueden tener un valor práctico real. 

    "Se sabe que nuestros sentimientos se influyen mutuamente, pero es sorprendente que los sentimientos de dulzura y amargura se influyan tan fácilmente. La investigación adicional en esta área puede ser importante para regular el uso del azúcar y los edulcorantes como aditivos alimentarios", explica Fjaeldstad.

    En particular, los autores creen que los datos pueden servir para reducir deliberadamente el azúcar y las calorías de los alimentos, lo que será útil para los que tienen sobrepeso y los diabéticos.

    Los resultados se publicaron en la revista Foods.

    Etiquetas:
    sabores, café
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook