En directo
    Salud
    URL corto
    161
    Síguenos en

    En China, Italia, EEUU y Australia más hombres que mujeres mueren por COVID-19. ¿Serán los genes, las hormonas, el sistema inmunológico o el comportamiento lo que hace a los hombres más susceptibles a la enfermedad? Jenny Graves, genetista australiana, opina que todos estos factores importan y no solo en el caso del SARS-Cov-2.

    En Italia y China las muertes de los hombres son más del doble que las de las mujeres. En la ciudad de Nueva York los hombres constituyen alrededor del 61% de los pacientes que mueren, señala la distinguida profesora de Genética de la Universidad La Torbe.

    Un factor importante es la presencia de enfermedades crónicas, en particular las enfermedades cardíacas, la diabetes y el cáncer. Todas ellas son más comunes en los hombres que en las mujeres, lo que, según Jenny Graves, podría explicar parte del sesgo.

    Los hombres y las mujeres son biológicamente diferentes, observa la especialista en su artículo para el medio The Conversation.

    "El cromosoma Y apenas contiene otros genes aparte del SRY pero está lleno de secuencias repetitivas ('ADN basura'). Tal vez un 'Y tóxico' podría perder su regulación durante el envejecimiento. Esto podría acelerar el envejecimiento en los hombres y hacerlos más susceptibles al virus", explica la científica.

    Dos sanitarias con una máquina de ECMO en el Hospital Karolinska de Estocolmo (Suecia)
    © AFP 2020 / Jonathan Nackstrand
    Pero un problema más grande para los hombres son las hormonas masculinas liberadas por la acción del SRY, asegura la autora. Los niveles de testosterona están implicados en muchas enfermedades, especialmente en las cardíacas, y pueden afectar a la duración de la vida.

    Los hombres también están en desventaja por sus bajos niveles de estrógeno, que protege a las mujeres de muchas enfermedades, incluyendo las del corazón, señala Jenny Graves.

    Las hormonas masculinas también influyen en el comportamiento. La especialista observa que se ha atribuido a los niveles de testosterona las diferencias entre hombres y mujeres en conductas de riesgo, como fumar y beber demasiado alcohol, así como la renuencia a prestar atención a los consejos de salud y a buscar ayuda médica.

    Las diferencias extremas en la tasa de tabaquismo entre hombres y mujeres en China (casi la mitad de los hombres fuman y solo el 2% de las mujeres) pueden ayudar a explicar su elevadísima proporción de muertes masculinas (más del doble de las femeninas), afirma la especialista. El tabaquismo no solo es un factor de riesgo grave para cualquier enfermedad respiratoria, sino que también causa cáncer de pulmón, un factor de riesgo adicional.

    Las tasas de tabaquismo son más bajas y no están tan sesgadas por el sexo en muchos otros países, por lo que un comportamiento de riesgo no puede explicar por sí mismo la diferencia de sexo en las muertes por COVID-19, admite Jenny Graves.

    Por otro lado, el cromosoma X lleva más de 1.000 genes con funciones en todo tipo de cosas, incluyendo el metabolismo rutinario, la coagulación de la sangre y el desarrollo del cerebro.

    Las mujeres no solo tienen una dosis doble de genes X, sino que también pueden tener el beneficio de dos versiones diferentes de cada gen.

    "Este efecto X explica en gran medida por qué los hombres mueren a una tasa mayor que las mujeres en cada edad desde el nacimiento".

    Y otro problema del hombre es el sistema inmunológico.

    "Sabemos desde hace mucho tiempo que las mujeres tienen un sistema inmunológico más fuerte que los hombres", señala la autora. Esto no es del todo bueno, porque hace que las mujeres sean más susceptibles a enfermedades autoinmunes como el lupus y la esclerosis múltiple.

    "Pero le da a las mujeres una ventaja cuando se trata de la susceptibilidad a los virus, como muestran muchos estudios en ratones y humanos. Esto ayuda a explicar por qué los hombres son más susceptibles a muchos virus, incluyendo el SARS y el MERS".

    Hay al menos 60 genes de respuesta inmunológica en el cromosoma X, y parece que una dosis más alta y tener dos versiones diferentes de estos da a las mujeres un espectro más amplio de defensas, explica Jenny Graves.

    Según la especialista, COVID-19 es parte de un patrón más amplio en el que los hombres salen perdiendo, a todas las edades. Y se refiere no solo a los humanos, sino también a la mayoría de los mamíferos.

    "Se sugiere que los mamíferos machos propagan sus genes ganando competiciones de parejas, por lo que el control hormonal de los comportamientos de riesgo es una ventaja para los hombres".

    Mientras tanto, "las hembras mamíferas son seleccionadas por rasgos que mejoran su capacidad de cuidar de los pequeños, por lo tanto su sistema inmunológico es más fuerte".

    Por lo tanto, "el sesgo sexual en las muertes por COVID-19 es parte de un cuadro mucho más amplio, y mucho más antiguo, de las diferencias de sexo en genes, cromosomas y hormonas que conducen a respuestas muy diferentes a todo tipo de enfermedades, incluyendo el COVID-19".
    Etiquetas:
    enfermedad, COVID-19, coronavirus, hombres, mujeres
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook